Economía

Los empresarios piden un pacto entre el PSOE y Ciudadanos

La patronal prefiere un Gobierno monocolor "sin excesivo peso de los radicales"

La patronal prefiere un Gobierno monocolor "sin excesivo peso de los radicales"

Publicidad

La Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE) no quiere un giro radical a la izquierda del Ejecutivo resultante de estas elecciones. Es más, la patronal aplaudiría un gobierno «monocolor», «sin excesivo peso de los radicales», en el que los socialistas gobernaran solos y buscaran diálogo con otros partidos políticos o un Gobierno que basculara hacia el centro, en clara alusión a una alianza postelectoral entre la formación que dirige Pedro Sánchez y Ciudadanos de Albert Rivera.

Antonio Garamendi, presidente de la patronal, aprovechó ayer para exponer su deseo de que el nuevo Ejecutivo sea «moderado» o de «centro izquierda». Un Gobierno, apuntilló, «que trabaje dentro de la estabilidad y la seriedad presupuestaria», capaz de hacer frente a «la desaceleración económica que está ahí».

Tras felicitar a Pedro Sánchez por su victoria, el líder de la CEOE aprovechó para reinvidicar el diálogo con los demás «en ese espacio que nos haga ser mejores», y apuestas decididas por la productividad, la competitividad que contarían «con la colaboración de los empresarios españoles «desde la lealtad institucional y el respecto permanente a la Constitución y a la Corona». Garamendi y la CEOE conocerán en las próximas semanas si el nuevo Ejecutivo se contenta con retocar sólo aspectos puntuales de la reforma laboral del PP, con los que se contentó Sánchez en los diez meses de su anterior mandato o si, por el contrario, ejecuta una auténtica contrarreforma, como le piden su posible socio de Gobierno, Podemos, y las organizaciones sindicales. Días antes de los comicios, la patronal alertó de la evolución de los costes laborales y su posible impacto sobre la competitividad de la economía española. Por ello, y ante la incipiente desaceleración, demandó reformas estructurales para impulsar la actividad económica y devolver la competitividad perdida a las empresas.

La CEOE no fue la única patronal en formular sus peticiones a los socialistas tras su victoria en las urnas. Foment del Treball, la poderosa patronal catalana, también aprovechó para demandar a Pedro Sánchez que busque «alianzas para formar un Gobierno estable y moderado».

Publicidad