Los jubilados cobrarán hasta 89 euros más el próximo año

La Razón
La RazónLa Razón

Los 8,2 millones de personas que son beneficiarias en España de algún tipo de pensión verán cómo su prestación sube un 0,25% en 2014, lo que se traducirá en unos euros de incremento a partir del próximo 1 de enero, según consta en el proyecto de real decreto sobre revalorización de las pensiones y otras prestaciones sociales públicas, informa Ep. El documento, que próximamente será aprobado por el Gobierno, se encuentra aún en fase de consulta. No obstante, el alza del 0,25% ya estaba contemplada en los Presupuestos Generales, aprobados el pasado mes de septiembre. La subida contrasta con la del año pasado, cuando las pensiones mínimas se incrementaron un 1%, salvo las inferiores a 1.000 euros, que crecieron un 2%.

De esta forma, la pensión máxima quedará fijada en 2.554,49 euros al mes, casi 89 euros más al año que el importe fijado para 2013. En el caso de las pensiones mínimas de jubilación, la nueva prestación para los mayores de 65 años que tengan un cónyuge a su cargo será de 780,9 euros al mes –dos euros más que en 2013–, mientras que para aquellos que no tengan cónyuge a su cargo, quedará en 632,9 euros, frente a los 631,3 euros que cobran este año. La prestación mínima de jubilación para los menores de 65 años con cónyuge a su cargo subirá 1,9 euros mensuales hasta los 731,9 euros. Si no hay cónyuge, la subida será de 1,5 euros, por lo que cobrarán 592 euros al mes.

Las pensiones de mínimas de gran invalidez con cónyuge a cargo serán de 1.168,4 euros –tres euros más–, mientras que las de incapacidad absoluta con cónyuge se incrementarán hasta 780,9 euros. Si no hubiese cónyuge, el importe sería de 632,9 euros. Las prestaciones mínimas de viudedad para personas con cargas familiares quedan fijadas en 731,9 euros mensuales. En el caso de las pensiones mínimas de orfandad y de favor de familiares por beneficiario, la cantidad mensual a cobrar será de 193,3 euros, frente a los 192,8 euros que se perciben en la actualidad.

En 2014, las bases máximas de cotización experimentarán una subida del 5%, hasta los 3.597 euros, alza muy superior al 0,25% que se incrementarán las pensiones. La base máxima de cotización ya subió cinco puntos en 2013, lo que permitirá a la Seguridad Social ingresar este año alrededor de 600 millones de euros adicionales.