Los puertos de España van bien

El tráfico marítimo español mantiene su tendencia en alza, con el puerto de Valencia a la cabeza, lo que le ha convertido en el más importante del Mediterráneo, solo superado por el de Algeciras.

El tráfico marítimo español mantiene su tendencia en alza, con el puerto de Valencia a la cabeza, lo que le ha convertido en el más importante del Mediterráneo, solo superado por el de Algeciras.

La revista «Mar», que edita el Instituto Social de la Marina (ISM), ha publicado los últimos datos sobre el tráfico portuario español. Casi todos los principales puertos crecen en el capítulo de carga, salvo los de Tarragona y Cartagena, que sufren ligeros descensos entre enero y abril de este año, pero destaca el puerto de Valencia que, poco a poco, se ha convertido en el segundo de España por tráfico de mercancías, detrás de Algeciras, y, por lo tanto, en el mayor del Mediterráneo, por encima del de Barcelona. Y no solo por las toneladas que despacha: «Valenciaport» canaliza el tráfico de, prácticamente, todos los sectores de la economía española, desde el cemento al textil; desde el automóvil al gasóleo, y es, por lo tanto, en el primer canalizador de los flujos de importación y exportación de la Península, con principales destinos por volumen de carga en Estados Unidos, Italia, China y Turquía. Algeciras sigue en cabeza, gracias a su especialización en el tráfico de contenedores, y, también, hay que destacar el buen resultado de Bilbao, que ha crecido un 2,7 por ciento con respecto al mismo período del año anterior, pero lejos del 8,4 por ciento de crecimiento que registra Valencia.

Aun así, las variaciones de volumen por tipo de carga permiten confirmar una cierta ralentización del sector industrial español, productos derivados del acero y automóviles, con descensos del 11,20 por ciento y 1,63 por ciento, respectivamente, mientras que el transporte de productos del sector agroalimentario se ha incrementado en un 14 por ciento. Respecto al tráfico de pasajeros, ha subido un 5,9 por ciento, hasta los nueve millones, de los que dos millones setecientos mil llegaron en cruceros de turismo. El puerto más importante en este campo fue el de Las Palmas de Gran Canaria, mientras que el de Barcelona ha caído al segundo puesto, tras perder un 11 por ciento del tráfico. Por fin, la industria pesquera ha visto reducir las capturas llegadas a puertos españoles, con un recorte del 2,9 por ciento con respecto a 2018. Pero, como también explica la revista «Mar», la producción en piscifactorias de peces marinos superará en 2019 las 52.000 toneladas, lo que supera la mejor cifra desde 2009.