Más de 7.500 contribuyentes ganan 50 veces más que el salario mínimo

El 0,4% de los declarantes recibió retribuciones superiores a los 601.000 euros en 2017, según la Agencia Tributaria

La mayoría de los contribuyentes (25,68%) ganó entre 12.000 y 21.000 euros
La mayoría de los contribuyentes (25,68%) ganó entre 12.000 y 21.000 euros

El 0,4% de los declarantes recibió retribuciones superiores a los 601.000 euros en 2017, según la Agencia Tributaria.

Un total de 7.553 contribuyentes declaró haber percibido retribuciones dinerarias del rendimiento del trabajo superiores a 601.000 euros en 2017, casi 50 veces el salario mínimo. Este grupo de declarantes representan el 0,4% del total, según la estadística de declarantes del IRPF de 2017, publicada ayer por la Agencia Tributaria.

Las retribuciones dinerarias de rendimientos del trabajo incluyen lo percibido en concepto de salario, pensión o prestación de desempleo, pero no otros ingresos como los procedentes de actividades económicas, rendimientos del capital o ganancias patrimoniales, informa Efe. En el capítulo de retribuciones dinerarias, el grupo más numeroso es el de quienes ganaron entre 12.000 y 21.000 euros, que supusieron en 2017 el 25,68% del total, con 4,65 millones de personas. Más de 3,3 millones de contribuyentes -el 18,3% del total- ganaron entre 30.000 y 60.000 euros, y 3,1 millones -el 17,32%-, entre 21.000 y 30.000 euros. De acuerdo con la estadística, más de seis millones de contribuyentes percibieron rendimientos del trabajo inferiores a 12.000 euiros, unos tramos que en la mayoría de los casos implican la exención de la obligación de presentar la declaración.

Pago en especie

El documento revela que 2,7 millones de contribuyentes declararon haber percibido retribuciones en especie en ese ejercicio por un importe medio de 1.209 euros, una cantidad que varía considerablemente entre la media de 227 euros de quienes se encuentran en el tramo de rendimiento más bajo, y los 147.176 euros de quienes están en el más alto. A esto se añaden los 573.170 contribuyentes que declararon contribuciones empresariales a planes de pensiones, por un importe medio de 1.677 euros, aunque esta media superó los 4.000 euros en el caso de quienes se encontraban en el tramo más alto de rendimiento, según las estadísticas de la Agencia Tributaria.