Patronal y sindicatos acercan posturas para una subida salarial en torno al 1%

Volverán a reunirse la próxima semana para seguir con las negociaciones

Toxo (izda.) Rosell (centro) y Méndez (dcha.) asumieron las negociaciones sobre salarios hace un par de meses
Toxo (izda.) Rosell (centro) y Méndez (dcha.) asumieron las negociaciones sobre salarios hace un par de meses

Lo que a principios de año parecía un acuerdo seguro ha degenerado con el paso de las semanas en un distanciamiento que, no obstante, parece en vías de solución. Los dirigentes de las patronales empresariales –Juan Rosell (CEOE) y Antonio Garamendi (Cepyme)– y de los principales sindicatos –Cándido Méndez (UGT) e Ignacio Fernández Toxo (CC OO)– volvieron ayer a verse las caras para intentar cerrar un pacto salarial, el principal escollo para dar por concluido el III Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva para el periodo 2015-2017. El resultado del encuentro fue que volverá a haber otro la próxima semana porque, de momento, no hay acuerdo. No obstante, las posibilidades de alcanzarlo han aumentado. Fuentes de la patronal explicaron que, aunque en la cita de ayer no se registraron avances significativos, «es una buena noticia que las partes se vayan a volver a reunir. Eso significa que hay voluntad de seguir negociando y pactar».

Desde los sindicatos también constataron una «mejor disposición» para el acuerdo por parte de la patronal. «Ha habido un buen clima y existen bases suficientes para seguir negociando la semana que viene», aseguraron. Los sindicatos celebraron que la CEOE esté dispuesta a hablar no sólo de salarios, sino también de otros aspectos que consideran básicos: empleo y ultraactividad –prórroga automática de los convenios en caso de que venzan y no se hayan renovado–.

Aunque ayer no se puso ninguna cifra concreta encima de la mesa, a tenor de la evolución de las negociaciones en los últimos meses el 1% se perfila como el porcentaje en torno al cual estará la subida de salarios de este ejercicio. El pasado 24 de marzo, Comisiones y UGT emitieron un comunicado conjunto en el que reafirmaron que no aceptarán subidas de sueldos inferiores al 1%. La última propuesta de la patronal situaba la subida en el 0,8% o el 0,9% para este año. No obstante, fuentes próximas a la negociación aseguran que estaría dispuesta a limar esa décima que los separa de la petición de los sindicatos en aras de cerrar un acuerdo. De ahí es difícil que se mueva la CEOE pues, como declaró públicamente semanas atrás Rosell, la economía española «no está en efervescencia» ni para «grandes fiestas». Ayer mismo, Rosell asumió que ambas partes debían ser «flexibles» para alcanzar un acuerdo.

El avance en las negociaciones se produce después de que ambas partes alcanzasen esta semana un pacto parcial, pero de vital importancia. El lunes, cerraron un preacuerdo para elevar un 0,6% los salarios de los trabajadores del sector de la construcción durante 2015, lo que supone el primer incremento real desde el año 2012. Se trata del convenio más importante, ya que afecta a los alrededor de 650.000 trabajadores del sector acogidos a convenio.

Los máximos líderes sindicales y empresariales asumieron en persona las negociaciones para lograr el acuerdo hace un par de meses, hasta ahora sin éxito. El último encuentro entre ellos del que se tuvo noticia se produjo el pasado 23 de marzo y tras él los empresarios se comprometieron a enviar una propuesta salarial por escrito a los sindicatos, que según las mismas fuentes sindicales «nunca llegó».

Cambio de escenario

En los últimos días, el estado de las negociaciones no invitaba al optimismo, puesto que los empresarios seguían sin moverse de su posición de apuesta por la contención salarial y Comisiones y UGT continuaban rechazando todo acuerdo que no suponga un mayor crecimiento de los salarios. Oficialmente, lo que CEOE ha ofrecido hasta ahora es una subida hasta un 0,9% para este año y de hasta un 1,3% en 2016. Los sindicatos han pedido un incremento del 1,5% si el PIB crece entre el 1,5% y el 2% este año y no superior al 2% si la economía crece aún más en 2016. Las subidas salariales para 2017 se negociarían en los primeros tres meses de ese año.