Actualidad

Renfe se enfrentará al menos a dos competidores cuando se liberalice el AVE

Competencia asegura que hay un par de proyectos “muy avanzados” y con “pulso financiero”

Dos trenes de la compañía gala SNCF y Renfe
Dos trenes de la compañía gala SNCF y Renfe

Competencia asegura que hay un par de proyectos “muy avanzados” y con “pulso financiero”

Las compañías interesadas en el proceso de liberalización del transporte de viajeros por ferrocarril siguen trabajando en sus proyectos. Y algunas de ellas los tienen ya muy avanzados. El presidente de la Comisión Nacional de Mercados y Competencia (CNMC), José María Marín Quemada, ha asegurado hoy en Bilbao que hay “un par de proyectos muy adelantados y con pulso financiero, que parecen proyectos de éxito” para competir con Renfe en la alta velocidad cuando el servicio se liberalice en diciembre de 2020, según informa Ep.

En las últimas semanas, las noticias sobre el proceso de liberalización ferroviaria se han multiplicado. Sobre el papel, hay ya tres compañías dispuestas a competir con Renfe: Acciona, Ilsa (Air Nostrum) y la francesa SNCF. Las dos primeras han conformado ya una alianza para competir con el operador público en todos aquellos corredores que consideren interesantes. La sociedad pública gala también desveló hace un par de semanas de forma oficial su interés en operar en el mercado de alta velocidad español. Para hacerlo, admitió que preferiría hacerlo de la mano de un socio local, para lo que está negociando con la alianza Acciona-Ilsa así como con “otros operadores”, explicó.

Marín Quemada ha abogado porque el Gobierno de turno no trate de favorecer a Renfe en detrimento de estos proyectos. De forma gráfica, ha pedido a la operadora pública que “no estorbe” en el proceso de liberalización y que no “empiece con presiones políticas o empresariales”. El presidente de la CNMC ha abogado por "fijarse"en la experiencia de otros países que ya han abierto su ferrocarril a la competencia, como es el caso de Italia, donde el proceso se ha desarrollado "con éxito"y ha "beneficiado"a los ciudadanos.

Que no estorbe no implica tampoco que Renfe tenga que “regalar” nada a sus competidores. En este sentido, Marín Quemada ha asegurado que no es partidario de que tenga que alquilar su material rodante de alta velocidad sobrante a sus rivales. “Tampoco se puede plantear que el que tenga trenes los preste para operar”, ha asegurado. En su opinión, los eventuales nuevos operadores “si se quieren arriesgar, tendrán que arriesgarse y tomar sus propias decisiones” y no contar con el respaldo de que “si no le va bien devuelve el tren”. Acciona e Ilsa han tratado de adelantarse a la liberalización del sector poniendo en marcha un servicio privado de alta velocidad entre Madrid y Montpellier, opción que sí está permitida antes de diciembre de 2020 al tratarse de una línea internacional. Su problema ha sido que no cuentan con material rodante con el que operarlo y Renfe se niega a alquilarles unos trenes que, según alega, no tiene. El caso, precisamente, lo está investigando la CNMC. En el caso de la liberalización del servicio nacional de AVE, si Acciona-Ilsa se aliase con SNCF no tendría ese problema. La operadora francesa ha explicado que opera con un parque propio de trenes en propiedad.