La investigación científica avala que la libertad de elección beneficia a los alumnos

Aporta ventajas tanto a estudiantes de centros públicos como privados y concertados porque una red estimula a la otra

El pasado mes de febrero el National Bureau of Economic Research publicaba un trabajo de los Profesores David Figlio (Northwestern University) , Cassandra Hart (Universidad de California) y Krzysztof Karbownik (Universidad de Emory) titulado “Efectos de la ampliación de los programas de elección de centros privados en estudiantes de centros públicos” “https://www.nber.org/papers/w26758. El Estado de Florida multiplicó por siete la oferta educativa en centros privados. Es un nuevo artículo de investigación que muestra evidencia empírica de que la libertad de elección motiva también a la educación pública para mejorar aún más y diferenciar su oferta educativa, beneficiando al final a todos los alumnos.

Estos tres investigadores encuentran evidencia de que a medida que hay más libertad de elección entre centros públicos, concertados y privados, los estudiantes de los centros públicos mejoran sus resultados en pruebas externas y estandarizadas en lectura y matemáticas y reducen el número de días que faltan a clase. De hecho, los alumnos de centros públicos que más se benefician por la presencia de centros privados son los de nivel socioeconómico comparativamente bajo (aquellos con menores ingresos y menos nivel educativo familiares. Los autores muestran análisis que prueban una relación causal entre la libertad de elección y la mejora de los resultados de los alumnos de los centros públicos. A medida que los padres tienen más posibilidades de elegir entre diferentes centros públicos, concertados o privados mayor es el efecto positivo en los resultados de los estudiantes de la pública. En concreto, un aumento del 10% en el número de estudiantes que en centros privados aumenta los resultados de las pruebas entre un 0,3% y un 0,7% de una desviación estándar en los resultados de las pruebas externas y reduce las ausencias de clase en un 0,6%.

Las conclusiones de este nuevo artículo en favor de la libertad de elección se unen a otras investigaciones que también llegaban al mismo resultado. Por ejemplo, los Profesores Michael Gilraine, (New York University) Uros Petronijevic, (York University) y John D. Singleton, (University of Rochester) encuentran que los alumnos de centros públicos de Carolina del Norte que están más cerca de centros concertados de nueva creación mejoran en un 5% de la desviación estándar sus resultados en pruebas externas y estandarizadas en matemáticas ( https://edworkingpapers.org/sites/default/files/GPS_120919.pdf ). Es decir, los alumnos de centros públicos de Carolina del Norte que experimentan un aumento en la exposición a la competencia de nuevos centros concertados mejoran su aprendizaje.

Asimismo, los Investigadores del MIT, Matthew Ridley y Camille Terrier (http://seii.mit.edu/wp-content/uploads/2018/07/SEII-Discussion-Paper-2018.02-Ridley-Terrier.pdf) , muestran que la expansión de los centros concertados tiene un efecto positivo en el rendimiento académico tanto en matemáticas como en lengua de los estudiantes de los centros públicos. Un incremento de los alumnos en centros concertados desde el 10% al 15% aumentaría el rendimiento académico de los alumnos de los centros públicos en un 3% y un 2% de la desviación estándar en matemáticas y lengua, respectivamente. Este efecto proviene de la estimulación que ejerce una red sobre la otra con los proyectos de innovación educativa.