Francisco Serrano, el juez de la reducción de cargos y cargas

La abolición de la ley de memoria histórica y de la ley de violencia de género, entre las propuestas

El candidato de VOX a la presidencia de la Junta de Andalucía, Francisco Serrano/Efe
El candidato de VOX a la presidencia de la Junta de Andalucía, Francisco Serrano/Efe

Francisco Serrano (Madrid, 1965), juez readmitido, ahora abogado con despacho propio, conocido por enarbolar la bandera del rechazo a las políticas de igualdad y el “terrorismo de género”, es el cabeza de lista por Sevilla y candidato de Vox a la Presidencia de la Junta de Andalucía. Serrano reivindica el carácter democrático de Vox y lo define como un partido “que defiende las libertades”. En el mitin de presentación de campaña en el auditorio del Palacio de Congresos de Sevilla, ante 3.500 personas, citó expresamente como ejemplo del carácter de la formación a “los homosexuales y emigrantes que se integren”. “Somos la España de la decencia”, reivindicó, criticando “el populismo de extrema izquierda y el oportunismo travestido de Cs”. Serrano aboga por “la reducción de “cargos y cargas públicas” y definió a la mujer como “arca de la vida”, abogando por “la protección de la maternidad”, con incentivos a las familias numerosas. “España necesita niños”, defendió.

En cuanto al “maltrato”, aboga por “redefinir” y “denunciar cuando se deba, no cuando convenga”, en relación a “las denuncias falsas” y en defensa del modelo de custodia compartida. “Derogar las leyes de ideología de género” y crear “una ley de violencia en el ámbito familiar” es otra de sus promesas. También “una memoria histórica y no histérica”. “Conocer la historia para no repetir los errores” y poder cuestionarla. “Para que triunfe el mal, solo es necesario que los buenos no hagan nada”.

La frase de Luther King explica el salto a la política de Serrano. Serrano pasó a ser un personaje público cuando el Consejo General del Poder Judicial lo apartó de la carrera judicial, después de modificar el régimen de visitas a un menor para que pudiera salir de nazareno con su padre en la Semana Santa. El Supremo ordenó la reincorporación de Serrano a su puesto, anulando un acuerdo de la Comisión Permanente, que había rechazado previamente su reingreso en la carrera judicial.

De tener “la llave del Parlamento” de la comunidad andaluza, Vox hará “lo que sea mejor para España y Andalucía”, señala a LA RAZÓN su candidato, Francisco Serrano. “El sultanato, el cortijo del PSOE tiene que acabar. No hay quien lo mantenga. Somos los andaluces que trabajan, que no viven del pesebre del PSOE –que arranca con millón y medio de votos de su red clientelar-, si somos llave, por supuesto vamos a estar por el cambio”, defendió. La primera media que tomaría: “adelgazar las autonomías”. “De entrada, eliminar consejerías superfluas y centralizar Sanidad, Justicia, Educación y Seguridad”.