Susana Díaz trasladará a Pedro Sánchez las reivindicaciones de los funcionarios de prisiones

Una decena de funcionarios de prisiones de Algeciras esperaron a Susana Díaz a las puertas de local de San Roque (Cádiz), donde ésta celebraba un encuentro con personas mayores.

Susana Díaz charló con los funcionarios de prisiones a su llegada al encuentro con mayores en San Roque (Cádiz), comprometiéndose a trasladar sus reivindicaciones al presidente del gobierno.

Una campaña electoral es el momento para efectuar reivindicaciones, ya que es entonces cuando los políticos más se acercan al pueblo, a los votantes. Algo que saben los funcionarios de prisiones de Algeciras que esperaban pacientemente a Susana Díaz a las puertas del local de San Roque (Cádiz) en que ésta se reunió con personas de la tercera edad. La lideresa del PSOE departió con ellos unos minutos a su llegada, escuchando así de primera mano sus peticiones. Susana Díaz se ha comprometido con ellos a trasladar sus peticiones al presidente del gobierno, Pedro Sánchez, con quien celebrará un mitin en Marbella hoy mismo.

Pero, ¿qué piden los funcionarios de prisiones? LA RAZÓN ha hablado con ellos. No solo exigen la equiparación salarial que también reivindican sus compañeros policías y guardias civiles de Jusapol. Quieren ser reconocidos como agentes de la autoridad, “como lo son los profesores o los conductores de autobús”. Y es que, aseguran, sufren agresiones diariamente. Además de protección, piden “formación, ya que no recibimos ningún tipo de ayuda desde el momento en que aprobamos la oposición”. Por otra parte, los funcionarios de prisiones denuncian la precariedad laboral con que tienen que llevar a cabo sus funciones. “La sociedad se cree que una vez que alguien entra en prisión se le olvida. Y no es así. Si queremos reinsertar a los presos, es fundamental nuestro trabajo”, advierten.

El Ministerio del Interior, denuncian, puso una propuesta sobre la mesa, pero la retiró a las setenta y dos horas. Mañana volverán a sentarse en una mesa de negociación. “No es que no haya dinero, es que está mal gestionado. Abrir una piscina en una prisión durante un mes de verano supone un gasto de 35.000 euros. Multiplíquelo por 84 cárceles”, ponen como ejemplo.

El pasado mes de octubre tuvo lugar la primera huelga general de funcionarios de prisiones de la democracia. Este año son ya más de 300 las movilizaciones que