Claves para descifrar los resultados del 20-D

El nuevo escenario político que surja de las urnas tendrá esta vez muchas lecturas: la fuerza del bipartidismo, quién será el partido mayoritario en la izquierda, el futuro del PP y la gestión del desafío independentista de Cataluña

Por primera vez cuatro partidos tienen opciones reales de llegar a La Moncloa mediante acuerdos de investidura o pactos de Gobierno
Por primera vez cuatro partidos tienen opciones reales de llegar a La Moncloa mediante acuerdos de investidura o pactos de Gobierno

El nuevo escenario político que surja de las urnas tendrá esta vez muchas lecturas: la fuerza del bipartidismo, quién será el partido mayoritario en la izquierda, el futuro del PP y la gestión del desafío independentista de Cataluña

A las 20:00 horas de hoy se cerrarán los colegios electorales en toda España –menos en Canarias, que lo harán una hora más tarde– y empezará una partida de damero maldito al estilo de las que aparecieron en «La Codorniz», con casillas alfanuméricas con un texto en el que a cada letra le corresponde una definición y a cada definición una serie de letras con una numeración unitaria concreta. Después de volverse loco se obtiene un texto literario. Las elecciones de hoy recuerdan a este pasatiempo. El problema es que a solución es difícil y compleja. Cuatro partidos lo van a intentar. El que lo consiga ocupará el sillón presidencial ¿Cuál es la estrategia que se impondrá en un tablero en el que las mayorías serán cosa del pasado? Escenarios como en el damero maldito, múltiples.

1.- El PP gana con una mayoría holgada. El listón para definir esta mayoría se sitúa por encima de los 130 escaños. Rajoy puede respirar tranquilo. No sería posible una mayoría alternativa. Gobernará, pero sudará la camiseta para tener estabilidad en el gobierno. Seguramente, no la tendrá nunca. Ciudadanos se abstiene para permitir formar gobierno.

2.- El PP obtiene una exigua victoria, ligeramente por encima de los 100 diputados. Las costuras se romperán en el PP. Ni el presidente podría llegar a tener asegurada su continuidad. El PP necesitaría formar gobierno con otra fuerza. El PSOE rechaza el gobierno de gran coalición –hasta hoy el PP también- y Ciudadanos sólo aceptaría la coalición con Rivera de presidente. Su abstención es un brindis al sol porque la oposición contraria tiene más votos que el presidente. Podemos se sitúa de espectador.

3.- El PSOE empata técnicamente las elecciones con el PP llegando a los 100 diputados. Rechazado el gobierno de concentración, Sánchez guiña el ojo a un Rivera tocado que llega justito a los 60 diputados. Se abre la posibilidad de investidura con apoyo externo del PNV y la abstención de Podemos.

4.- El PSOE tiene un mal resultado. Los 80 diputados conseguidos provocan una crisis interna y la caída de Sánchez. El partido entra en bucle y no facilita la elección de ninguna alternativa. Susana Díaz toma las riendas de la gestora y Carme Chacón, el liderazgo del Grupo Parlamentario.

5.- Sánchez gana las elecciones por hundimiento del PP. Podemos se sitúa en segunda posición y se entablan negociaciones para formar un gobierno de izquierdas. Discusión interna en el PSOE sobre la conveniencia de gobernar con Ciudadanos.

6.- Pedro Sánchez gana las elecciones y Ciudadanos queda segundo empatado con el PP. Ambos líderes entablan negociaciones. Rajoy anuncia su retirada.

7.- Podemos no cubre sus expectativas. La remontada ha sido un espejismo y se repite el fiasco de Andalucía o Cataluña. La formación morada intenta recuperarse mientras inicia un debate sobre el futuro de un noqueado Iglesias.

8.- Ciudadanos obtiene un resultado que le coloca en segunda posición tras el PP. Apenas una docena de diputados separan a Rajoy de Rivera. El gobierno de coalición es posible ante el hundimiento del PSOE. Rivera plantea duras condiciones, entre ellas, la retirada de Rajoy.

9.- Los independentistas catalanes cierran filas tras la victoria de la derecha de Rajoy y Rivera. Mas es elegido presidente de la Generalitat con el apoyo de la CUP. Está muy debilitado porque Democracia y Libertad pierde las elecciones generales.

10.- Mas recibe el apoyo de la CUP después de ganar holgadamente las generales en Cataluña. Su primer movimiento es pedir una reunión con el nuevo presidente del Gobierno para iniciar el proceso de desconexión con España.

11.- Esquerra Republicana gana las elecciones en Cataluña. La CUP exige la retirada de Mas, que se niega y se rompe Junts pel Sí. Los diputados de ERC, la CUP y la marca de Podemos en Cataluña forman un gobierno de izquierdas en la Generalitat con Junqueras a la cabeza. Mas pasa a la oposición.

12.- Albert Rivera gana las elecciones. Rajoy y Sánchez presentan la dimisión y se hace imposible hacer gobierno. Se baraja la posibilidad de convocar nuevas elecciones.

13.- Podemos gana las elecciones por encima de PP, PSOE y Ciudadanos. Pablo Iglesias anuncia un proceso constituyente. Los mercados reaccionan hundiendo la bolsa española y las calles del país se llenan de partidarios de la formación morada.

14.- Rajoy gana las elecciones de forma amplia mientras que Podemos arrasa en Cataluña. Ada Colau exige la convocatoria de un referéndum mientras que los independentistas cierran un acuerdo para elegir president. Ante la derrota de la marca de Convergència, Artur Mas presenta su dimisión para facilitar la investidura de Raül Romeva.

15.- Izquierda Unida desparece del mapa político. Alberto Garzón anuncia su retirada. Los restos del partido se fusionan con Podemos.

16.- Izquierda Unida entra en el Parlamento con 5 diputados. Consigue grupo propio al que se suman todos los diputados gallegos, valencianos y catalanes de la formación que abandonan Podemos. Garzón exige negociaciones con Iglesias para recuperar la Unidad Popular.

17.- PP, PSOE y Ciudadanos empatan. Ante la imposibilidad de pactos a dos, toma forma la posibilidad de un gobierno de Gran Coalición a tres. La Unión Europea presiona a los líderes políticos.

18.- PP y PSOE ganan las elecciones, obteniendo más de dos terceras partes del Congreso. Ciudadanos y Podemos no consiguen romper el bipartidismo pero todas los gobiernos dependen de su posición. Se abre un duro proceso negociador.

19.- Ciudadanos y Podemos se imponen a PP y PSOE. El bipartidismo se mantiene, pero cambian los actores. Se abre un proceso de incertidumbre con dimisiones en cadena en los partidos tradicionales.

20.- Los resultados electorales hacen imposible la gobernanza del país. Rajoy después de abrir conversaciones con todos los partidos y constatada la imposibilidad de formar gobierno, convoca elecciones.

Si creen imposibles estos escenarios, prueben a hacer un damero maldito mientras esperan los resultados. Sudarán tanta tinta como los responsables de los partidos políticos a partir de esta noche.