Page pide «un apoyo cerrado» a Sánchez después del 26-J

"Pido que apoyemos de manera cerrada el domingo y a partir del domingo a Pedro Sánchez como secretario general, porque va a ser el próximo presidente del Gobierno", ha destacado

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez (d), junto al presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page (i), durante el mitin
El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez (d), junto al presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page (i), durante el mitin

En las elecciones del próximo domingo el PSOE se juega más que un número de escaños, también la supervivencia de su secretario general y del proyecto que su dirección puso en marcha hace casi dos años.

En las elecciones del próximo domingo el PSOE se juega más que un número de escaños, también la supervivencia de su secretario general y del proyecto que su dirección puso en marcha hace casi dos años. Se da por hecho que un mal resultado para el partido llevará aparejada una rebelión interna que pedirá la cabeza de Pedro Sánchez como responsable de la enésima debacle electoral socialista. Sin embargo, hoy, el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha hecho un llamamiento a la unidad interna en el mitin que ha compartido en Albacete con el líder del PSOE. "Pido que apoyemos de manera cerrada el domingo y a partir del domingo a Pedro Sánchez como secretario general, porque va a ser el próximo presidente del Gobierno", ha destacado. Se une así a otras voces como la del ex presidente extremeño Juan Carlos Rodríguez Ibarra que pidió que no se desestabilizara al secretario general para que no se viera tentado de pactar con Unidos Podemos para garantizar su supervivencia a través de La Moncloa y a costa de la fagocitación del partido.

Page se ha dirigido a los votantes de Podemos que pensaban que Iglesias apoyaría al PSOE, "y tienen derecho a sentirse traicionados", y a los de IU, que renegaban de la absorción por parte de la formación morada, para que ejerzan un "voto responsable"al PSOE y a Sánchez, porque es "el presidente que necesita el país". El presidente castellanomanchego ha advertido de que "todos los cambios no son buenos"y ha pedido el "cambio con cabeza y que no gestiona el odio"a través de un "voto firme en las convicciones y moderado en las formas".

Por su parte, Sánchez ha defendido el voto útil para el PSOE, porque no tiene sentido votar a quien "no tiene con quien pactar"y ha reconocido que, en tal caso, no se presentará a la investidura, en alusión a Mariano Rajoy. Por contra, el líder socialista se ha comprometido a volver a presentarse a la investidura para materializar el cambio que demanda la sociedad. Sánchez ha pedido que los españoles "sientan la camiseta"del PSOE -la de la dependencia y los servicios públicos- y se ha dirigido a los indecisos pidiendo que piensen "en los suyos"para optar por los socialistas.