Susana Díaz sufre su primera derrota electoral a manos del PP en Andalucía

El PSOE pierde dos escaños en favor del PP

La presidenta andaluza y secretaria general del PSOE-A, Susana Díaz
La presidenta andaluza y secretaria general del PSOE-A, Susana Díaz

El PP se impone sobre el PSOE, mientras que Podemos alcanza 11 escaños. Ciudadanos logra 7 escaños, uno menos que en las pasadas elecciones generales.

Con el cien por cien escrutado, el PP gana las elecciones generales en Andalucía con 23 escaños, logrando un 33,56 por ciento de los votos, lo que supone dos escaños más que en los comicios del pasado 20 de diciembre.

Por su parte, el PSOE obtiene 20 escaños, dos menos que en las pasadas elecciones, logrando un 31,24 por ciento de los votos. Mientras que Unidos Podemos alcanza los 11 escaños en Andalucía con un apoyo del 18,56 por ciento merced a la suma de Izquierda Unida y Podemos, que obtuvo 10 diputados el 20D.

Ciudadanos (C's) alcanza los 7 escaños -uno menos que en los comicios de diciembre- con un respaldo del 13,58 por ciento de los sufragios.

"Surpaso"

El presidente del PP andaluz, Juanma Moreno, ha celebrado hoy que en las elecciones generales "no se ha producido el esperado sorpasso y sí el surpaso"con la victoria popular en Andalucía, y ha destacado que hoy "ha perdido la señora Susana Díaz"y "la soberbia, que es muy mala consejera".

Durante una comparecencia en la sede regional del PP en Sevilla rodeado de numerosos dirigentes de su formación, entre ellos el número uno al Congreso por Sevilla, Juan Ignacio Zoido, Moreno ha señalado que "hoy ha perdido un estilo de gobernar en el que no se han permitido grandes acuerdos con el PP a pesar de nuestros numerosos intentos", ha dicho. "Hoy quien ha ganado es la moderación, la experiencia, la estabilidad. Quien ha ganado hoy es Andalucía", ha dicho Moreno entre los aplausos de dirigentes y simpatizantes populares, para añadir que fue elegido presidente del partido hace dos años y en este tiempo se ha ido "reduciendo sistemáticamente"la diferencia de ocho puntos con el PSOE hasta lograr la victoria de hoy.

El responsable de los populares andaluces ha opinado que ese camino es "el correcto"y ha asegurado que, después de dos años de recorrido y de ver cómo han ido "evolucionando con mayoría social cada vez más amplia", puede decir "abiertamente que el cambio empieza hoy". Moreno, que ha asegurado que no se va a "embriagar por esta victoria", ha dicho que "nunca"ha creído en las encuestas y que desde el PP andaluz han sido "respetuosos"con los sondeos pero a la vez han hecho "un trabajo sincero y cercano a los problemas de los andaluces".

"Espero que esto sirva a Díaz para ser más humilde, entender que en política hay que buscar puntos de encuentro y entender que Andalucía no es suya, ni del PP ni del PSOE, ni de Juanma Moreno ni de Susana Díaz. Andalucía es de los andaluces", ha señalado pletórico el líder popular.

Primera derrota electoral de Susana Díaz

La secretaria general del PSOE-A y presidenta de la Junta, Susana Díaz, ha subrayado esta noche que su partido "sólo ha conseguido ganar"en tres provincias en España, las tres "andaluzas", y ha destacado que los socialistas andaluces han "salvado a la izquierda española del peligro del populismo". "Es la tercera vez que lo conseguimos: hemos frenado al populismo, desde Andalucía, en el conjunto de España", ha resaltado en una breve comparecencia sin preguntas, al igual que en la jornada electoral del 20 de diciembre.

Respecto a Andalucía, tras señalar que el PP ha sido el partido más votado, ha recalcado que ello se ha producido por un margen "bastante menor que el nacional". Se trata de la primera derrota electoral de Susana Díaz en Andalucía, donde encadenó cuatro triunfos -europeas, autonómicas, municipales y generales de diciembre- desde que accedió a la Presidencia de la Junta.

La dirigente socialista, que ha comenzado su intervención felicitando al PP por haber ganado las elecciones en España, ha señalado que los ciudadanos no han confiado en el PSOE "para hacerse cargo del gobierno y eso es algo -ha recalcado- que debemos aceptar, y actuar en consecuencia". "Los resultados electorales demuestran que existe una importante mayoría de ciudadanos que apuesta por un cambio político, pero esa mayoría se ha fragmentado y el resultado es el que es", ha remachado.

No obstante, ha considerado que se ha demostrado que el PSOE era "la única garantía de cambio real en este país"porque la veintena de partidos que han concurrido bajo las siglas de Podemos "no sólo no han conseguido su objetivo, que era derrotar al PSOE, sino que además han facilitado -y de qué manera- la victoria de la derecha". "Es un dato objetivo sobre el que todos debemos reflexionar", ha apostillado.

En cuanto a los resultados en Andalucía, se ha limitado a recordar que el PP también ha sido el más votado, pero ha enfatizado: "por un escaso margen; bastante menor que el de España", y ha interpretado que obedece a la concentración del voto de la derecha y a la fragmentación del voto de la izquierda. Y ha incidido en que el PSOE sólo ha conseguido ganar en tres provincias "y las tres son andaluzas".

Ha resaltado que el PSOE de Andalucía ha sacado más de 500.000 votos a Podemos en esta región "y, por lo tanto, ha salvado a la izquierda española del peligro del populismo". "Hemos frenado al populismo desde Andalucía en el conjunto de España", se ha congratulado la presidenta andaluza, que ha admitido, no obstante, que a partir de ahora, al PSOE le queda "un trabajo importante y pensando siempre en lo mejor para los españoles". Y ha añadido: "Esa es la responsabilidad que el PSOE tiene que llevar a cabo".

"Algunos también tendrán que reflexionar sobre el servicio que le han hecho a su partido después de diciembre con confluencias que han dado el resultado que han dado", ha remachado. El PSOE de Andalucía celebrará mañana una reunión de la Ejecutiva regional en Sevilla, presidido por Susana Díaz.

Abstención histórica

Andalucía ha registrado este 26 de junio la menor participación en elecciones generales con el 68,2 por ciento, inferior al peor dato registrado desde el retorno de la democracia, que se alcanzó en 1979 con un 68,65 por ciento, pocas décimas por debajo del alcanzado en noviembre de 2011, cuando llegó al 68,9 por ciento.

El índice de participación en las primeras elecciones generales repetidas de la historia democrática española se sitúa 3,1 puntos por debajo de la registrada en los comicios del pasado 20 de diciembre, cuando ejercieron su derecho al voto el 71,34 por ciento de los andaluces. La mayor presencia en las urnas este 26 de junio se ha registrado en Jaén, con un 71,93 por ciento, seguida de Córdoba, con un 71,06, y Granada, con el 69,98. Por detrás se sitúan Sevilla, con el 69,57 por ciento; Almería, con el 67,82; Málaga, con el 67,11; Cádiz, con el 64,09 por ciento; y Huelva, con el 63,89 por ciento.

Hasta este 26 de junio, el índice de participación en las doce elecciones generales celebradas previamente en Andalucía desde el inicio de la democracia (1977, 1979, 1982, 1986, 1989, 1993, 1996, 2000, 2004, 2008, 2011 y 2015) nunca había bajado del 68 por ciento ni ha superado el 79 por ciento, según datos oficiales del Ministerio del Interior consultados por Europa Press.

El mayor porcentaje de participación en las urnas se registró en los comicios generales de 1982, cuando el PSOE alcanzó por primera vez el Gobierno de la Nación con Felipe González, con un índice del 78,75 por ciento. Por contra, el más bajo se produjo en el año 1979, cuando se registró un 68,65 por ciento, pocas décimas por debajo del alcanzado hace cuatro años, cuando llegó al 68,9 por ciento.

La participación en el resto de elecciones generales celebradas en Andalucía alcanzó el 78,48 por ciento en 1977; el 70,77 por ciento en 1986, coincidiendo con los comicios al Parlamento andaluz; el 69,33 por ciento en 1989 en solitario; y el 76,20 por ciento en 1993, junto

a las elecciones al Parlamento Europeo.

Las cuatro últimas elecciones generales, celebradas coincidiendo con las autonómicas, registraron un índice de participación del 78 por ciento en 1996; el 68,77 por ciento en 2000; el 74,77 por ciento en 2004; el 72,77 por ciento en 2008; el 68,9 por ciento en 2011, y el 71,3 por ciento en 2015.