Rusia rechaza las acusaciones de injerencia en Cataluña

“Observamos un interés enfermizo de determinados medios informativos españoles de este tema medio olvidado", asegura la portavoz del Ministerio de Exteriores ruso

Rusia ha rechazado este jueves las acusaciones de injerencia en los asuntos internos de España, en particular en relación con los acontecimientos en Cataluña, y ha denunciado un "interés enfermizo" de algunos medios españoles en resucitar un "tema medio olvidado".

"Observamos un interés enfermizo de determinados medios informativos españoles (...) en un retorno, yo diría en una reencarnación, del tema medio olvidado de la injerencia de Rusia en los asuntos internos de España en relación con los acontecimientos en Cataluña", ha dicho la portavoz del ministerio de Exteriores ruso, María Zajárova.

En su rueda de prensa semanal, la diplomática ha subrayado que, además de "publicaciones interesadas sobre una supuesta participación de los servicios secretos rusos en el llamado proceso soberanista catalán", los medios insisten en la idea de que Rusia intenta "debilitar a la Unión Europea mediante desinformación y noticias falsas, entre otras cosas".

"También se dice que España ha renunciado a cooperar con Rusia en el ámbito de la ciberseguridad. Una enorme cantidad de publicaciones sin sentido que se busca presentar como análisis", ha agregado en lo que han sido las primeras declaraciones oficiales de Rusia al respecto.

Zajárova ha indicado que el pasado día 21, en declaraciones a la prensa en Madrid, el propio ministro de Asuntos Exteriores de España en funciones, Josep Borrell, "plantó cara" a esa información.

"Él (Borrell) calificó esas invenciones de -cito- 'patraña', 'fruto de una calenturienta imaginación'. Por nuestra parte, no podemos hacer menos que compartir esta valoración", ha enfatizado.

Las palabras del ministro español de Exteriores en funciones se referían únicamente a la publicación de un periódico acerca de que su cartera había renunciado a colaborar con Rusia en la lucha contra la desinformación y los ataques informáticos.

Pero sobre la supuesta existencia de una unidad de élite de espionaje militar ruso en Cataluña, que investiga la Audiencia Nacional española, Borrell afirmó no tener "la más remota idea de si Rusia ha montado o no esa célula".

Posteriormente, en Japón, señaló a Efe tras reunirse con el jefe de la diplomacia rusa, Serguéi Lavrov, que éste le dijo "no saber nada" de este asunto. EFE

bsi/cae/si