Patxi López, elegido presidente de la comisión de reconstrucción

Arranca con polémica la mesa para afrontar la crisis del Covid-19: Vox no participa en la votación para designar a su órgano directivo por realizarse a mano alzada y no a través de papeleta y urna

La Comisión para la reconstrucción social y económica ha echado a andar esta mañana en el Congreso de los Diputados. Tras su constitución, la primera decisión ha sido la de elegir su Presidencia. Tras dos votaciones, ha sido el socialista Patxi López el elegido para ocupar el cargo de presidente de esta mesa, tras recibir el apoyo de los representantes en la comisión de 165 diputados. Se ha impuesto de esta forma a la otra candidata, la diputada popular Ana Pastor, que ha recibido el voto ponderado de 91 diputados. Además se han registrado 37 votos en blanco, procedentes de los grupos de ERC, JxCAT, Ciudadanos y el BNG.

El recién nombrado presidente ha inaugurado la comisión con un minuto de silencio por todas las personas fallecidas por Covid-19 en España y acto seguido ha llamado a todos los partidos a abandonar las posiciones partidistas y a sumar voluntades con el fin de alumbrar la reconstrucción social y económica. “Me gustaría pedirles que asumamos nuestra responsabilidad como una obligación personal y colectiva y tengamos la capacidad de superar las rencillas políticas. Se requiere altura de miras y sumar voluntades. Los ciudadanos nos exigen que ni se nos ocurra por cuestiones partidarias inentendibles deslizarnos por la pendiente del desacuerdo”.

En su discurso ha reafirmado la petición de responsabilidad a los grupos y ha llamado al consenso. “Esta comisión por su extraordinaria importancia nos confiere una enorme responsabilidad. Estamos llamados a esta reconstrucción porque sabemos que es absolutamente necesaria ante la crisis económica y social que se va a agravar y si no hacemos nada habrá consecuencias devastadoras, por tanto, no hacer nada no es una opción”, ha asegurado. La primera cita de la comisión se ha disuelto pasadas las 10:40 h de este jueves con la cita posterior de la mesa del Congreso y la junta de portavoces para abordar el calendario y el plan de la misma. Según ha anunciado Patxi López, la semana que viene la comisión volverá a reunirse, ya con una línea de trabajo definida.

A Patxi López le acompañarán en las vicepresidencias los diputados Enrique Santiago (Unidas Podemos), como vicepresidente primero, y Gabriel Mariscal (PP), como vicepresidente segundo. La secretaria primera de la comisión será la diputada socialista María Luz Martínez y la secretaría segunda ha resultado elegida la diputada del PP Isabel Borrego. La primera polémica se ha suscitado con motivo de la propia votación para elegir al presidente, los vicepresidentes y los secretarios de la comisión. La Mesa del Congreso ya había decidido que esta votación se realizaría a mano alzada. Vox, sin embargo, ha reclamado que se efectuase esta votación con papeleta y en urna. La presidenta del Congreso, Meritxell Batet, ha desestimado esta petición, lo que ha provocado que Vox no haya participado en la misma y haya anunciado que recurrirá esta decisión.

Esta comisión está integrada por 46 miembros, 13 serán del PSOE; 9 del PP; 5 de Vox; 4 de Unidas Podemos; 4 del Grupo Plural; 7 del Grupo Mixto; mientras que ERC, PNV y Bildu contarán con un diputado cada uno, conforme al formato ideado por el PSOE y Unidas Podemos que este martes la Mesa del Congreso aprobó por unanimidad. La propuesta de los socialistas y el grupo confederal se centra en el debate de propuestas de futuro y excluye la fiscalización de la actuación del Gobierno de coalición en estas semanas, uno de los planteamientos que el PP puso de entrada encima de la mesa. En principio, se establece un plazo de dos meses de trabajos, hasta finales de junio, aunque prorrogable si hay consenso, y todo concluirá con un dictamen que se elevará al Pleno del Congreso para su aprobación.