Justicia reabre la puerta a revisar el delito de sedición, del que se beneficiarían los presos del procés

JxCAT y la CUP reclaman al Gobierno la libertad de “los Jordis" basándose en un informe de Amnistía internacional y Juan Carlos Campo les recuerda que “la tarea de juzgar es de los jueces”

El ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, esta mañana en la sesión de control al Gobierno en el Congreso de los DiputadosChema MoyaEFE

El Gobierno no ha abandonado su intención de reformar el Código Penal para disminuir, entre otras, las penas del delito de sedición. Es un debate en el que Moncloa empezó a trabajar a principios de año, pero que -como tantos otros dentro de la agenda del Gobierno de coalición- quedó completamente frenado a causa de la crisis sanitaria desatada por el coronavirus.

Fue el ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, el que, en sede parlamentaria lanzó un mensaje que abre la puerta a que en el futuro Moncloa retome su intención de reformar el Código Penal y con ello suavizar la condena por sedición. Un cambio, si se lleva a cabo, del que los líderes independentistas en prisión por su actuación en el referéndum ilegal de Cataluña se verían beneficiados, pues opera la retroactividad, por lo que el reo siempre puede beneficiarse de la ley más indulgente.

El ministro de Justicia fue interpelado por los partidos independentistas JxCAT y la CUP sobre su opinión acerca del informe de Amnistía Internacional que reclama la puesta “inmediata” en libertad de los presos del procés Jordi Sánchez y Jordi Cuxart y pide la revisión del tipo penal de sedición. A lo que Juan Carlos Campo se mostró a favor a revisar el tipo de sedición, aunque avisó que, para ello se necesita el consenso de la Cámara. “Este ministro ya ha dicho que sería necesario revisar el tipo de sedición, pero para eso sería necesario un consenso” y también, aseguró que deberían revisarse otros tipos, como, por ejemplo, los medioambientales.

Para la portavoz de JxCAT (Laura Borràs) y su homólogo en la CUP (Albert Botran Pahissa) debe llevarse a cabo para “garantizar que no criminaliza indebidamente el ejercicio de las libertades de expresión y reunión pacífica". Reafirmaron esta postura basándose en el informe de Amnistía internacional en el que la organización no gubernamental solicita la inmediata puesta en libertad de los “jordis”, inciden en que la sentencia del Tribunal Supremo “vulnera el derecho a la libertad de expresión y de reunión pacífica” y piden la revisión del tipo penal de sedición.

Para los independentistas, el ministro debería aprovechar el informe para “desmarcarse de un juicio patraña”. "Podrían promover el indulto. Tengan la consideración de que eso que sucede contra ustedes, ha ocurrido en muchos casos contra el independentismo catalán”, ha reclamado el diputado de la CUP.

El ministro de Justicia en su discurso reafirmó en varias ocasiones que “la tarea de juzgar la tienen los jueces”, y que para su Gobierno, el informe merece “la máxima consideración”, pero “se trata de un asunto penal que resuelven los jueces, puede que no le guste, pero es así». En su defensa, Campo ha preguntado a los diputados independentistas si creen "de verdad que el Gobierno puede ir y abrir las celdas”.

“Lamento que haya que explicar las cosas tan básicas. La tarea de juzgar la tienen los jueces. No es cierto que este Gobierno se esconda”, ha refrendado tras las críticas de ambos portavoces, que le acusado de no hacer nada al respecto. A ello, el ministro de Justicia ha reprochado a la CUP, que no le ve muy “preocupado por la administración de Justicia” y ha llamado a “fortalecer las instituciones” porque “es lo que hace fuerte la democracia”.