El PP cree que la ex portavoz debe irse y aparta a sus fieles

En el partido esperan su dimisión y cesan a su mano derecha

Rueda de prensa de Cayetana Álvarez de Toledo
La ex portavoz del Grupo Popular en el Congreso, Cayetana Álvarez de Toledo, ofrece una declaración pública en el exterior del Congreso el día en que el presidente del PP Pablo Casado ha nombrado a Cuca Gamarra como nueva portavoz, en Madrid a 17 de agosto de 2020. 17 AGOSTO 2020 Ricardo Rubio / Europa Press 17/08/2020Ricardo Rubio Europa Press

Una vez acometida la renovación dentro de la cúpula nacional, el PP se encuentra ya inmerso en el trabajo parlamentario de cara al mes de septiembre, y a pesar de cerrar ayer un capítulo con la salida ya oficial de Cayetana Álvarez de Toledo, varias voces en el partido analizan ya que la todavía popular «debe irse».

A pesar de haber sido destituida de su cargo como portavoz, a día de hoy mantiene su acta de diputada en el Congreso de los Diputados –y es por ello que asiento en el órgano de dirección–, un escenario del que según explican voces del PP a este diario, recelan y que preferirían que se solucionase cuanto antes firmando ella misma su dimisión. Máxime teniendo en cuenta que será a mediados de septiembre cuando la Cámara Baja retome su actividad parlamentaria.

Buena muestra de ello es que ayer, en la junta directiva nacional del PP todos los barones cerraron filas con su presidente Pablo Casado tras su decisión de remodelar su núcleo duro de confianza. De hecho, varios de ellos, según fuentes presentes en la reunión, así lo señalaron. El presidente de Galicia, Alberto Núñez Feijóo aseguró que la decisión era «exclusiva» del presidente y que había algunas elecciones «difíciles e indelegables». Por su parte, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso felicitó también a los nuevos cargos y llamó a su partido a hacer «equipo» frente a lo que consideró «el peor gobierno posible». El presidente de Andalucía, Juanma Moreno, aplaudió horas después el «nuevo impulso» que Casado ha dado «a un proyecto político que es de todos».

A pesar del clamor que existe en Génova 13 tras los desencuentros con la ex portavoz, la forma «poco elegante» de irse tras desautorizar al propio líder del partido y poner en cuestión su hoja de ruta, lo cierto es que desde la dirección nacional aseguran que ellos no son quienes deben insistir en la marcha de Álvarez de Toledo, sino que esa decisión le compete en «exclusiva» a ella, según señalan fuentes del PP, aunque lo cierto es que de la intervención del líder popular de ayer ante sus barones autonómicos, sí que se palpa el convencimiento de que será la propia ex portavoz la que decida abandonar el PP. Casado dedicó una breve parte de su intervención inicial a agradecer a su ex portavoz su trabajo realizado durante los dos últimos años. «Gracias por todo Cayetana, esta será siempre tu casa y puedes contar conmigo para lo que quieras», aseguró ante la propia Álvarez de Toledo, que según fuentes presentes en la reunión, siguió en directo la cita. Sin embargo, no solicitó hacer uso de la palabra.

Otra prueba de que la dirección espera ya su salida es que ayer decidió apartar a su «equipo de fieles» de los órganos de dirección. Casado relevó de sus funciones a la portavoz adjunta en el Congreso, Pilar Marcos. En sustitución de la diputada y mano derecha de Álvarez de Toledo será para la diputada mallorquina Marga Prohens la que ejerza a partir de ahora estas funciones en la Cámara Baja.