Aumenta el número de policías contagiados por “ausencia de protocolos”

El Sindicato Unificado de Policía habla de “serias trabas” para acceder a los test y denuncia la vulnerabilidad de los agentes que custodian a los inmigrantes que llegan en patera

A pesar de que continúan en primera línea, el acceso prioritario a los test de diagnóstico sigue siendo una quimera. El número de agentes de la Policía Nacional contagiados por coronavirus ha vuelto a dispararse en las últimas semanas y, desde el Sindicato Unificado de Policía (SUP) lo achacan a la “falta de directrices para minimizar el riesgo de exposición de los agentes”. Particularmente se refieren a los funcionarios que desempeñan las servicio de custodia de inmigrantes llegados en patera y que debe guardar cuarentena. El sindicato denuncia que los agentes destinados en las zonas con mayor presión migratoria por la llegada de pateras se han convertido en el colectivo más expuesto a un posible contagio de Covid-19. Es el caso de los policías del puesto fronterizo de Tarifa (Cádiz), que asumen el traslado de los inmigrantes hasta el Centro de Atención Temporal a Extranjeros (CATE) de San Roque con un número de efectivos no proporcional a los pasajeros custodiados y en régimen de detención que, por otra parte, “son desplazados en un autobús no preparado para garantizar la protección sanitaria y sin conocer las enfermedades que pueden ser susceptibles de transmisión”, denuncian en el SUP, que ya ha presentado una queja al respecto ante la Comisaría Provincial de Cádiz.

Las plantillas más expuestas a la presión migratoria son Andalucía, Murcia, Islas Baleares y Canarias, que este año ha sufrido un importante repunte y hasta el 15 de agosto había incrementado en un 520% la llegada de inmigrantes por vía marítima, respecto al mismo periodo de tiempo del año pasado. Pero no solo los agentes destinados en estas unidades están expuestos. Los riesgos también salpican, por ejemplo, a las Unidades de Intervención Policial (UIP), que se desplazan como refuerzo para la vigilancia de la cuarentena sanitaria de los inmigrantes y siguen teniendo trabas para un acceso inmediato y prioritario, como colectivo de alto riesgo, a los test de Covid-19.

Sin test ni equipos de protección

Según denuncia el SUP, en su regreso a sus destinos no están siendo sometidos a estas pruebas, lo que supone, según el sindicato policial, “un riesgo injustificable para ellos y sus familias”. Es el caso, por ejemplo, de una unidad de Vigo y Coruña, donde no les han practicado ningún test a pesar de que la Xunta de Galicia ofreció firmar un convenio para proporcionar atención prioritaria sanitaria a los policías en materia de diagnóstico por Covid-19.

En otro de los “puntos calientes”, en Almería, denuncian que no hay equipos de protección individual para toda la plantilla de policías y el riesgo de contagio en las instalaciones del CATE. Hasta la fecha son 3.112 inmigrantes llegados a esa provincia por mar, a bordo de 269 pateras. Pero, sin duda, son Ceuta y Melilla las plantillas en las que se está viviendo una situación límite por la combinación de crisis migratoria y sanitaria. Los asaltos violentos al vallado fronterizo se unen al cierre de fronteras con Marruecos y la saturación de los CETI, desbordados en capacidad de acogida. En Melilla se está duplicando la capacidad máxima de 782 internos para alcanzar los 1.354.

“Interior no puede mirar hacia otro lado”

Desde el SUP exigen a la Dirección General de la Policía una política preventiva mucho más activa, que se anticipe a los riesgos y aproveche todos los recursos sanitarios públicos para que todos los agentes que lo necesiten accedan a pruebas de diagnóstico. “El incremento del riesgo de contagio por la llegada de inmigrantes supone un vector de contagio ante el que Interior no puede mirar hacia otro lado porque los test de las compañías médicas privadas son insuficientes y el procedimiento de acceso es lento. Por todo ello, hemos instado nuevamente a que se reúna el grupo de trabajo entre la DGP y los sindicatos de Policía Nacional para exponer todas estas quejas sin que hasta la fecha la Administración haya respondido”, denuncian.