Ciudades y pueblos de toda España pujan por la futura base logística del Ejército de Tierra

Compiten por albergar un macrocentro de mantenimiento y abastecimiento militar valorado en 350 millones que generará 1.600 empleos directos

Curso en un centro de mantenimiento militar
Curso en un centro de mantenimiento militarEjército de Tierra

Las ciudades de Toledo, Segovia, Talavera de la Reina, Jaén, Alcira y Lorca y los pequeños pueblos de Huete (Cuenca) y Aguilafuente (Segovia) tienen algo en común: todos han presentado en los últimos meses su candidatura para acoger la futura base logística del Ejército de Tierra.

Este proyecto persigue concentrar en una gran base hasta once centros repartidos en la actualidad por varias provincias (Madrid, Córdoba, Guadalajara, Segovia, Valladolid) que están especializados en el mantenimiento de todo tipo de material, desde carros de combate y vehículos blindados, hasta equipos de comunicaciones, artillería o misiles. El objetivo básicamente es reducir costes y aumentar la eficiencia.

Pero, ¿por qué ha despertado el interés de tantos municipios? La respuesta está en las cifras. El Ejército calcula que la nueva base movilizará unos 350 millones de euros, ocupará una superficie de entre 70 y 80 hectáreas aproximadamente, generará 1.600 puestos de trabajo directos, entre militares y civiles, y supondrá un motor de desarrollo económico para la zona. Las instalaciones serán el núcleo de un potente polo industrial y tecnológico, donde estarán proveedores y empresas auxiliares, y tendrán un impacto positivo en otros sectores como los servicios, la vivienda o la formación.

Las futuras instalaciones contarán también con un almacén de varios cientos de metros cuadrados que será el responsable de suministrar repuestos, piezas y todo tipo de equipamientos a las bases del Ejército de Tierra repartidas por la geografía española. Por lo tanto, la ubicación y, sobre todo, unas buenas conexiones por carretera y tren, son dos puntos claves y serán determinantes a la hora de tomar una decisión.

Trabajos de mantenimiento de vehículos militares
Trabajos de mantenimiento de vehículos militaresEjército de Tierra

Lorca ha sido la última en presentar su candidatura. El Ayuntamiento ofrece el espacio del antiguo campo de maniobras de Carraclaca, hoy en desuso, propiedad del Ministerio de Defensa, próximo a la autovía A-7 y a la línea de tren, y muy cerca de la ciudad. La propuesta de Jaén es similar. La ciudad andaluza propone dos terrenos a diez minutos en coche de la ciudad con conexión en este caso con la autovía A-44 y también con acceso al ferrocarril. El consistorio jienense ya mantuvo una reunión a principios de 2020 con representantes de Defensa en Madrid, en la que expuso los puntos fuertes de su plan.

Alcira en la provincia de Valencia también opta a este proyecto. Representantes municipales han mantenido un encuentro recientemente con responsables de Defensa y han pedido el apoyo de la Comunidad Valenciana. En este caso, la ciudad ofrece unos terrenos agrícolas cercanos a la autovía A-7, sobre los que en su día estaba proyectado construir una urbanización y un campo de golf.

Retrasado por la falta de fondos

El proyecto no es nuevo, el Ejército de Tierra comenzó a hablar de esta base hace más de cinco años, sin embargo, el principal escollo en todo este tiempo ha sido la cuestión presupuestaria. Defensa no tiene dinero de momento para lanzar la construcción. Desde el inicio, Toledo ha sido la gran favorita. La capital castellano-manchega, con una larga tradición militar, apuesta por instalar el nuevo centro en una parcela anexa al campo de maniobras de Los Alijares.

El propio Ejército colocó esta opción en la primera posición de la lista a principios de 2019, no obstante, después no ha vuelto a hablar sobre ella. No muy lejos de Toledo, siguiendo el cauce del río Tajo hacia su desembocadura, se encuentra Talavera de la Reina, que también quiere el centro logístico. En este caso, el consistorio municipal aprobó una moción por unanimidad a finales de 2019, con el apoyo de la patronal empresarial, para elaborar un estudio.

Puesta a punto de un Blindado Medio sobre Ruedas (BMR)
Puesta a punto de un Blindado Medio sobre Ruedas (BMR)Ejército de Tierra

Una oportunidad para la España vaciada

El proyecto también ha llamado la atención de pequeños municipios de la llamada España vaciada. Huete, cabecera de comarca de La Alcarria conquense, es uno de ellos. Con menos de 2.000 habitantes, este pueblo ve en el proyecto una oportunidad para frenar la pérdida de población. Ofrece terreno y cercanía a Madrid, poco más de cien kilómetros por carretera. Otro interesado es Aguilafuente, villa segoviana con 500 habitantes. En ambos, están ubicados en el centro peninsular, cerca de vías de comunicación, no obstante, la falta de servicios juega en su contra.

Segovia completa la lista oficial de candidatos. En la actualidad, esta ciudad acoge el Parque Centro de Mantenimiento de Sistemas Acorazados número 2, que pasaría a integrarse en esa macrobase que planea el Ejército. Ante la posibilidad cada vez más real de perder estas instalaciones, el Ayuntamiento está dispuesto a ceder terrenos y poner en marcha nuevos planes de vivienda y servicios para ser la sede de la futura base.

Todas las propuestas cuentan con un amplio respaldo político a nivel local y también social. La opción de traer de golpe más de un millar de empleos directos no se presenta todos los días. En las quinielas han sonado con fuerza otras ciudades como Albacete o Zaragoza, nudos de comunicaciones e importantes polos industriales y logísticos. El tema de la base logística además ha llegado al parlamento de Asturias y el Gobierno del Principado ha reconocido abiertamente que tiene interés en el proyecto.

Candidatos no faltan, a la vista está. La Secretaría de Estado de Defensa será la responsable de tomar al final una decisión, en el momento en el que estén disponibles los fondos para sacar adelante el proyecto. El ministerio cuenta con el respaldo de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE) que ha incluido la base logística entre las iniciativas propuestas para recibir fondos de la Unión Europea.

El Ejército de Tierra, por su parte, aspira a contar con este centro en torno a 2025 y ya ha echado incluso cuentas de cómo podría financiarse. Según las cifras que maneja, la base supondría un ahorro en eficiencia de 19 millones de euros al año y podrían ingresarse hasta 173 millones de euros con la venta de las parcelas que ocupan los actuales centros logísticos, lo que permitiría tener amortizada los 350 millones que cuesta en el plazo de una década.