La Fiscalía pide diez meses de cárcel para el exjuez del TC acusado de maltrato a su mujer

El juzgado de Majadahonda abrió el viernes juicio oral contra Fernando Valdés. Renunció como magistrado del Constitucional el pasado agosto

El ex magistrado del Tribunal Constitucional Fernando Valdés, tras declarar en el Supremo
El ex magistrado del Tribunal Constitucional Fernando Valdés, tras declarar en el Supremo FOTO: Mariscal EFE

El 14 de agosto, Fernando Valdés Dal-Re renunciaba como magistrado del Tribunal Constitucional, días después de que tuviese que declarar como investigado en el Tribunal Supremo por un presunto delito de malos tratos en el ámbito familiar, en concreto a su mujer. Al renunciar a su cargo en el TC, el Supremo perdió la competencia y la causa pasó al juzgado de Instrucción de Majadahonda al que correspondió.

El juzgado ya ha terminado toda la instrucción y el el pasado viernes dictó auto de apertura de juicio oral contra Fernando Valdés, a quien se le notificó ese mismo día. En esa resolución consta la existencia de indicios de que Fernando Valdés pudo incurrir en un delito de maltrato en el ámbito familiar, relacionado con violencia de género, según confirmaron a LA RAZÓN fuentes jurídicas.

Estas mismas fuentes señalaron también que la Fiscalía ha presentado su escrito de acusación y solicita para Valdés una pena de 10 meses de prisión por el delito de maltrato en el ámbito doméstico, recogido en el artículo 153.1 del Código Penal.

Ahora, toda la causa pasará al juzgado de Violencia Contra la Mujer que corresponda, que será quien fije la fecha del juicio, algo que ya no podrá evitar Fernando Valdés.

Todo comenzó con la detención de Valdés la noche del 10 de agosto del pasado año, después de que varios vecinos avisaran a la Guardia Civil de que la mujer del magistrado estaba pidiendo «auxilio» desde la terraza de su domicilio.

Tras declarar ante la magistrada el martes, el juez quedó en libertad con cargos pero sin medida cautelar alguna, tal como pidió la Fiscalía. En esa comparecencia tanto Valdés como su mujer negaron que se hubiese registrado ningún tipo de agresión y que solo se produjo una discusión entre ambos. Esta misma versión fue la que mantuvieron cuando declararon ante el magistrado del Tribunal Supremo Andrés Martínez Arrieta, una vez que este tribunal admitió a trámite la exposición razonada de la magistrada del Juzgado de Instrucción número 7 de Majadahonda.

Los testigos del presunto delito de maltrato que se le imputa ratificaron sus declaraciones anteriores, relatando al citado magistrado del Supremo las palabras que escucharon y el estado de Valdés cuando les abrió la puerta tras llamar a su domicilio pidiendo explicaciones y de lo que previamente habrían presenciado cuando el matrimonio estaba en su terraza.