Teodoro García Egea, secretario general del PP
Teodoro García Egea, secretario general del PPPP PP

Teodoro García Egea: «Desde este momento vamos a unir a PP y Cs por la base»

El secretario general del PP estuvo en el plan contra la moción en Murcia. Aquí, desvela las interioridades del proceso, contesta a los críticos y dice que Casado no rectifica su ruptura con Abascal

¿Cómo convencieron a los diputados de Cs para que rectificaran su apoyo a la moción de censura que habían firmado en Murcia contra el PP?

–Realmente, lo que ha ocurrido es que tres personas, que firmaron un pacto hace dos años y un programa, se han mantenido firmes a ese pacto y a ese programa.

Thumbnail

–Pero habían estampado su firma en esa moción de censura contra el Gobierno de su partido.

–Y al final han optado por cumplir con la palabra dada.

–¿A cambio de tres puestos en el Gobierno? La izquierda y Cs hablan de otro «tamayazo».

–Le insisto en que son personas que están cumpliendo con su palabra. Que alguien que forma parte de un Gobierno, se presente a sí mismo una moción de censura con el único objetivo de ser presidente de una comunidad autónoma, dice muy poco de su compromiso político y ético. Y esto es lo que han hecho Inés Arrimadas y Ana Martínez Vidal. Creo que la ciudadanía de la Región de Murcia respalda hoy unánimemente a los que cumplen su palabra y su compromiso de hace dos años.

–¿Cuándo tuvo conocimiento de la moción?

–En la madrugada del martes al miércoles nos llegó que unos enviados de Pedro Sánchez y de Inés Arrimadas habían llegado a la Región de Murcia con el objetivo de recoger unas firmas de unos diputados para presentar una moción de censura, sin que ellos supieran que esa reunión tenía como objetivo recoger esas firmas. A partir de ese momento, mucha gente se sintió traicionada: muchos afiliados, muchos votantes y muchos concejales de Cs. Y empezaron a trasladarnos su malestar.

–¿Antes no habían tenido ninguna llamada de Arrimadas?

–La primera noticia fue durante la madrugada, y lo primero que hicimos, a esas altas horas de la noche, fue llamar a Ciudadanos para preguntar si realmente estaban en esa operación.

–¿Y cuál fue la respuesta?

–No recibí respuesta a mi llamada hasta la mañana siguiente, una vez registrada la moción. En ese momento nos dimos cuenta de que había que seguir adelante y tratar de mantener el pacto. Aquí, unos han querido romper el pacto firmado hace dos años, que dio estabilidad a la Región de Murcia, y otros, hemos querido mantenerlo hasta tal punto que, en la mañana del miércoles, Fernando López Miras convocó un Consejo de Gobierno y cesó a la persona que había promovido la moción de censura, a Ana Martínez Vidal, y conservó a su vicepresidenta, con quien firmó el pacto de hace dos años. Quien hoy es vicepresidenta del Gobierno de la Región de Murcia, de Cs, Isabel Franco, fue la candidata de Cs a las elecciones autonómicas. Es la persona con la que Fernando López Miras ha trabajado durante todo este tiempo y es una de las personas que se ha mantenido fiel al pacto que se firmó hace dos años. Por tanto, ¿quién se ha movido? ¿quién ha traicionado a los murcianos? ¿quién ha roto la palabra que empeñó hace dos años? Inés Arrimadas, echándose en manos de Pedro Sánchez. Y no lo olvidemos, de Podemos, porque en esta ecuación se necesita a Podemos.

–Arrimadas sí les había dado su palabra de que no iban a romper en Madrid. Y ahora hay muchos que piensan que Ayuso se ha precipitado al convocar elecciones.

–Es imposible fiarse de alguien que rompe su palabra. Tras dos años de pacto, es imposible fiarse de alguien que dice que rompe un pacto en Murcia por la corrupción, cuando el PP tiene un Gobierno limpio y honrado. Y que a la vez firma una moción de censura con un señor, el secretario general del Partido Socialista en Murcia, que está imputado. La firma de la moción de censura de Arrimadas y Sánchez está manchada por la corrupción y a Ciudadanos no le importó.

–Decía que mandaron unos «enviados» de madrugada. ¿Sabe quiénes eran?

–Me dijeron que eran personas de la Ejecutiva Nacional. No tengo la confirmación, pero, en cualquier caso, eran personas destacadas del Partido Socialista y de Ciudadanos. Esta operación fue urdida en Moncloa para dañar al Partido Popular, que es el verdadero enemigo a batir por parte de Pedro Sánchez porque somos los que, realmente, en este momento, podemos plantarle cara.

–¿Arrimadas debe dimitir?

–Cuanto menos, debería hacer una reflexión sobre por qué hoy Ciudadanos no es una garantía para nadie en España. Ciudadanos ha hecho cosas muy importantes a lo largo de la historia y hoy se quedado como un juguete roto de Pedro Sánchez. Hoy se ha demostrado que todo aquel que se acerca a Pedro Sánchez sale dañado. Fíjese, mientras Ciudadanos ha estado gobernando con el PP, ha crecido en Andalucía, en Madrid, en Murcia. Por tanto, yo creo que Inés Arrimadas debería haber reflexionado antes sobre las sinceras ofertas de unión que le hemos hecho, y ahora tendremos que hacer esa unión, pero por la base. Serán los ciudadanos los que tengan que unirnos en las urnas.

–Si Arrimadas ya no es de fiar, como dice, ¿teme por los acuerdos en otras comunidades?

–La confianza se la ganan las personas, no los partidos. Y Ciudadanos tiene dirigentes que, como han demostrado aquí en la Región de Murcia, son personas de palabra. Quiero agradecer no sólo a estos tres diputados, sino a todos los concejales, a todos los diputados a lo largo y ancho de España, que hoy están garantizando gobiernos de libertad, y que lo van a seguir haciendo a pesar de las presiones que puedan llegarle por parte de Inés Arrimadas y de su equipo. Hoy el PP está en disposición de abrir sus puertas para acoger a todos aquellos con los que compartimos principios y valores, a todos aquellos con los que hemos llegado a pactos en el pasado para eliminar el impuesto de sucesiones, para dar libertad a los padres, para elegir el colegio que quieren para sus hijos o para garantizar la creación de empleo y la creación de riqueza.

–En su partido temen que puedan seguir captando cargos y dirigentes de Cs, pero no a sus votantes. Y que una buena parte se vaya al PSOE o a la abstención por entrar Vox en la ecuación.

–El PP es el único que puede garantizar gobiernos de libertad y las bases del programa de Ciudadanos.

–Después de lo ocurrido, entiendo de sus palabras que dan por enterrada la vía del acuerdo con Arrimadas.

–Desde este momento las puertas del PP están abiertas para unir al PP y a Ciudadanos por la base, sean afiliados, sean cargos o sean simpatizantes o votantes.

–Pero si con Arrimadas ya no pueden volver a pactar, como comentaba antes, el PP se queda en manos de Vox. ¿Se ve gobernando con este partido en Madrid?

–En Madrid queremos pactar con los madrileños. Los madrileños ya han visto lo que pasa cuando hay un partido que no está centrado en resolver los problemas de la gente, sino en su mera supervivencia política. Y por eso el 4 de mayo hemos puesto el destino de los madrileños en sus manos.

–Según las encuestas, sería un milagro que Ayuso pudiera gobernar en solitario.

–Nosotros trabajamos con la hipótesis de que Isabel Díaz Ayuso gobierne en solitario.

–¿Pero con el apoyo externo de Vox?

–No queremos el apoyo de nadie más que de los madrileños. Y cada uno tendrá que explicar su voto y cada uno tendrá que explicar lo que hace con el voto de los madrileños.

–¿Es una aviso para Vox? ¿Les pide facilitar la investidura de Ayuso a cambio de nada?

–Mi mensaje es para los madrileños. Si quieren que gobierne Díaz Ayuso, lo que tienen que hacer es apoyar a Díaz Ayuso.

–¿Van a las elecciones con el compromiso de no gobernar en coalición con Vox?

–Queremos gobernar en solitario. Hace tiempo que dejamos clara nuestra postura respecto a Vox en la moción de censura contra Pedro Sánchez.

–La postura fue solemnizar la ruptura con un partido del que ahora dependen para mantener gobiernos autonómicos y para llegar a Moncloa.

–Insisto, ya dejamos claro cuál era nuestra postura sobre este partido. Por tanto, en este momento el PP tiene claro lo que quiere y dónde está. El PP quiere representar a todos los votantes, hayan votado a quien hayan votado. Y no vamos a permitir que nadie conduzca a los votantes por otro camino que no sea el de la única opción que puede haber frente a la izquierda.

–Entonces, ¿no rectifican ni una línea del duro discurso que Casado le arrojó a Abascal en el Congreso?

–Creo que me he explicado con claridad. El PP ha trabajado coherentemente durante todo este tiempo. Mantenemos todas y cada una de las acciones que hemos ejercido durante este tiempo y es evidente que nosotros no somos ningún otro partido que el Partido Popular.

–En su organización temen, sin embargo, que la dirección se «derechice» otra vez ante el nuevo contexto.

–Nuestro partido es de centro derecha y nosotros abarcamos a todo lo que está a la derecha del Partido Socialista. Y esto se va a ver en Madrid. Por tanto, si hay alguien que quiere luchar contra el PP, en vez de luchar contra Pedro Sánchez, tiene un problema.

Teodoro García Egea FOTO: PP PP

–¿La moción de censura en Murcia obliga a dejar para la próxima Legislatura la renovación del Poder Judicial?

–Nosotros tenemos nuestras condiciones y las seguimos manteniendo. Pedimos una despolitización de la justicia y que no existan puertas giratorias. Pedimos que se refuerce la toma de decisiones y su independencia. Y pedimos también, porque así lo hemos registrado en el Congreso, que los jueces puedan elegir a su órgano de gobierno. La primera medida que tomará Pablo Casado cuando sea presidente del Gobierno será garantizar que los jueces elijan a su órgano de gobierno.

–Y exigen también el veto a Podemos. ¿O eso ya no lo piden?

–Sí. Las condiciones son las mismas que hemos fijado siempre.

–¿Pueden pactar las demás instituciones pendientes de renovación, como el defensor del Pueblo, aunque se mantenga el bloqueo en el Poder Judicial?

–En este momento, o se desbloquean las principales reivindicaciones del PP o es imposible que lleguemos a ningún pacto con el Partido Socialista. El PSOE debería de abandonar toda esperanza de llegar a algún acuerdo en esta materia con el PP si no acepta nuestras condiciones.

–En clave PP, ¿el fracaso de la moción de censura lo ve como un triunfo personal frente a quienes le cuestionan en su partido?

–Los triunfos de hoy, los triunfos del 4 de mayo o los triunfos del pasado de los gobiernos de la libertad se deben única y exclusivamente a Pablo Casado. Y nuestro partido es un partido construido de abajo arriba. Es un partido que nace del pueblo y que llega a Génova 13, y es un partido que no está en Génova 13, sino en los 8.000 municipios de España, y por eso necesitamos provincias fuertes.

–Usted está al tanto, seguro, de que en su partido le reprochan utilizar a las provincias para blindar a Casado y limitar el poder de los barones.

–Nuestra estrategia de renovación territorial, legitimada por las bases, parte de las provincias. Necesitamos candidatos en todos y cada uno de los municipios de España y que estos se consigan con tiempo suficiente. Cuando yo llegué a la Secretaría General del PP, había muchos municipios importantes en los que no teníamos candidato a ocho meses de las elecciones. Y garantizo a todos los afiliados del PP que esto no va a volver a ocurrir.

–¿La culpa es la negligencia de Rajoy o de los barones?

–En lo que toca a mi responsabilidad, a dos años vista de las elecciones municipales y autonómicas vamos a tener todos los equipos engrasados en cada provincia para dar la batalla de la libertad. Y esto es lo que está consiguiendo nuestro proceso de renovación territorial. Entiendo que se puede no estar de acuerdo, por supuesto, pero esta dirección tiene toda la legitimidad para dirigir un proceso que blinda a los municipios, da margen de maniobra a los presidentes provinciales y permite asegurar que el partido existe en las provincias.

–Interpreto que el mensaje es que el mando está en Génova y no en las direcciones autonómicas.

–Estoy diciendo que en los gobiernos hay que trabajar mucho y hay que centrarse en lo que necesitan los ciudadanos, pero el partido siempre debe permanecer. Los gobiernos van y vienen, el partido es el que permanece y el partido debe existir y tiene que existir en los territorios. Y quien piense que la sede del partido pueda estar en otro sitio que no sea la sede del PP, se equivoca. Los gobiernos complementan nuestra acción política, pero los ciudadanos se sienten identificados con nuestras siglas y votan a nuestras siglas, y garantizar la presencia del partido en todos y cada uno de los municipios es el primer paso para que Pablo Casado pueda llegar el día de mañana a Moncloa con un partido unido y fuerte. Entiendo que haya quien pueda opinar distinto, pero ésta es la posición de una dirección elegida por primera vez en la historia por las bases.

–¿Qué objetivo ve detrás de quienes cuestionan su gestión?

–Es evidente que el secretario general debe ser criticado, lo haga bien o lo haga mal, porque es un puesto que requiere de mucha crítica para que vayamos mejorando día a día. Siempre que voy a un territorio, lo primero que hago, antes de saludar al presidente, es solidarizarme con el secretario general, porque seguro que ese día alguien le ha criticado. Las críticas me las tomo como un acicate para seguir mejorando.

–Si Ayuso consigue mantener el Gobierno de Madrid, se despeja el camino para que sea la presidenta regional del partido, ¿no?

–El Gobierno de Madrid es uno de los gobiernos autonómicos más importantes, quizás el más importante. Y como he dicho antes, el Gobierno es importante, pero también es importante el partido, y el partido debe estar siempre engrasado y siempre trabajando. Este fin de semana hay 200 puntos por todo Madrid del PP regional, coordinados por Ana Camins y por Pío García Escudero, que buscan el contacto directo con el ciudadano. Eso garantiza que Isabel Díaz Ayuso tenga a su disposición, desde el Gobierno de la Comunidad de Madrid, un partido que va a hacer llegar su mensaje a todos los rincones. En este modelo, Isabel Díaz Ayuso hace lo mejor para los madrileños, que es trabajar desde el Gobierno, y hay personas centradas en el partido para ayudarla.

–Pero los demás presidentes autonómicos sí son presidentes regionales. ¿Por qué Ayuso no debe serlo?

–En Madrid se han dado los dos modelos. En cualquier caso, creo que en el PP de Madrid y en el Gobierno de la Comunidad de Madrid nadie está pensando en esto. Hace un par de días estuvimos reunidos en Génova con Isabel Díaz Ayuso y con Ana Camins para preparar la campaña del 4 de mayo. Y hay una perfecta sintonía entre las dos.

–Camins, la próxima presidenta regional del PP.

–Esa decisión se tomará en un congreso. Los resultados también están avalando la gestión de Pío García Escudero, que es, en este momento, el presidente del PP de Madrid.

–Ayuso se ha ganado el papel de lideresa nacional, haciendo sombra a Casado. ¿Ven bien tanto protagonismo de ella en la oposición a Sánchez?

–Casado me nombró secretario general, nominó a Isabel Díaz Ayuso como candidata a la Comunidad de Madrid y a José Luis Martínez Almeida como candidato a la Alcaldía de Madrid. Nuestros aciertos son consecuencia de decisiones valientes y acertadas de Pablo Casado. El liderazgo no es tener muchos asesores o salir mucho en prensa. El liderazgo de Casado crece con decisiones como ésta, decisiones que sólo él vio claras y que hoy todos aplauden.

–¿Cuándo prevé que esté listo el cambio de sede?

–Hemos abierto un proceso transparente y abierto para cambiar la sede. La nueva sede será un reflejo de nuestro partido: abierto, transparente y mirando hacia el futuro.

–¿Rajoy o Aznar les han informado de lo que les dejaron en herencia en el partido? Esa herencia de corrupción de la que ustedes se niegan a hablar.

–La herencia del Partido Popular es dejar siempre una España mejor de la que se encontró. Del resto, no me corresponde opinar.