Trastornados o terroristas

Vista del cordón policial en el lugar donde se ha producido un tiroteo que ha dejado diez muertos en un supermercado de Boulder, en Colorado, Estados Unidos y cuyo atacante está bajo custodia de las autoridades aunque aún no se conocen sus motivos. Al Qaeda reivindica la acción criminal EFE/ Brendan Davis
Vista del cordón policial en el lugar donde se ha producido un tiroteo que ha dejado diez muertos en un supermercado de Boulder, en Colorado, Estados Unidos y cuyo atacante está bajo custodia de las autoridades aunque aún no se conocen sus motivos. Al Qaeda reivindica la acción criminal EFE/ Brendan DavisBRENDAN DAVISEFE

Con frecuencia, los atentados perpetrados por los «lobos solitarios» son presentados por las autoridades, con el ánimo de no alarmar a la población, como obra de trastornados. Después, las investigaciones y el cúmulo de evidencias que se reúnen, ponen de manifiesto que la motivación del criminal era yihadista. Trastornado, sin duda, pero terrorista, porque, que se sepa, a alguien que pretenda actuar en nombre del Islam más radical se le pide una pericial psiquiátrica positiva. La realidad es que la amenaza está ahí; nadie que se encuentre en su sano juicio se va a pasar al lado del mal, salvo que su nivel de fanatización le conduzca a ello. La ignorancia del peligro no conlleva su inexistencia. No se trata de que los ciudadanos tengan que estar todo el día pendientes de posibles vecinos radicalizados porque supondría extender la sospecha de manera irresponsable, pero sí parece necesario que se interiorice que, como en el combate de cualquier clase de delito, la colaboración ciudadana no sobra. Además, cuando les interesa, las bandas yihadistas se ocupan de «aclarar» las cosas y hasta publicar vídeos.

Al Qaeda no es ajena a los ataques de «lobos solitarios», es tan peligrosa como Daesh. A finales del pasado mes de junio y a través de canal «Al-Malahem», la franquicia de Al Qaeda en la Península Arábiga (AQAP), retomó la publicación de la revista «Inspire», el órgano de prensa oficial de la banda que no aparecía desde 2017. En este primer número de la segunda época, reivindicaban el atentado cometido por Ahmad Al-Aliwi Al-Issa, en marzo de este año, en un supermercado King Soopers, en Boulder, Colorado, en el que fueron asesinadas 10 personas. Dada la facilidad para adquirir armas en los EE.UU.,animaban a otros a seguir este camino.