La Fiscalía halla en Suiza un botín de 2,6 millones de la “trama Lezo”

La Agencia Tributaria confirma que el exgerente del Canal de Isabel II Ildefonso de Miguel no declaró ese dinero en España

Ildefonso de Miguel en la Asamblea de Madrid
Ildefonso de Miguel en la Asamblea de MadridRubén MondeloLa Razón

La fiscal de Anticorrupción que investiga el “caso Lezo”, Ana Cuenca, ha comunicado al juez que instruye la causa, Manuel García Castellón, que la documentación aportada de forma reciente por las autoridades suizas ha desvelado que en cuentas bancarias abiertas en este país a nombre de la firma Sparklingwater Management SA, cuyos propietarios son el exgerente del Canal de Isabel II Ildefonso de Miguel y su mujer, Concepción Ruano, “existen ingresos no declarados a la Hacienda Pública española”, según consta en un escrito de 22 de julio.

En concreto se trata de cuatro transferencias. La primera de 1 de septiembre de 2008 por un importe de 1.717.284 euros; la segunda de 4 de septiembre de 2008 de 214.198 euros; la tercera de 30 de septiembre de 2008 por 250.000 euros; y la cuarta de 459.884 euros el 9 de febrero de 2011. En total se ingresaron en las cuentas suizas de De Miguel 2.641.367 euros.

La fiscal ha informado de estos hechos al magistrado en la pieza número 5 del “caso Lezo”, en la que se investiga el posible blanqueo de capitales cometido por los integrantes de la trama presuntamente encabezada por el expresidente de la Comunidad de Madrid Ignacio González.

Más de un millón de euros

“En su último informe la Unidad de Apoyo de la Agencia Tributaria concreta que las referidas cantidades no declaradas al erario español generaron unas cuotas no ingresadas de 935.856 euros en el ejercicio 2008 y 204.369 euros en el ejercicio 2011”, completa la representante del Ministerio Fiscal. La legislación española establece que si las cuotas defraudadas en un ejercicio superan los 120.000 euros deberá atribuirse al defraudador un delito contra la Hacienda Pública. En este caso serían dos delitos fiscales por no ingresar en España un total de 1.140.226 euros.

Por el contrario, los funcionarios de la Agencia Tributaria han constatado que la cuota declarada por Ildefonso de Miguel en el Impuesto sobre la Renta en 2008 fue negativa a devolver por 12.570 euros: “Por lo tanto, la cuota tributaria comprobada calculada como no ingresada sería de 935.856 euros, que resulta al sumar a la cuota comprobada a ingresar la devolución obtenida”, completa el informe remitido el 20 de julio al juez de la Audiencia Nacional García Castellón.

Según Hacienda Ildefonso de Miguel abrió una cuenta en la entidad Falcon Private Bank “a nombre de la entidad Sparklingwater Management SA”, especifica el informe, al que ha tenido acceso LA RAZÓN. Los funcionarios de la Agencia Tributaria resaltan que esta firma se constituyó en Panamá.

2.275 euros a devolver

El dosier de Hacienda también relata que la declaración de Ildefonso de Miguel en 2011 incluyó una cuota negativa a devolver de 2.275 euros, por lo que unido a los 202.093 euros defraudados suponen un total de 204.369 euros, “que resulta al sumar a la cuota comprobada a ingresar la devolución obtenida”, destaca el documento, que pone de manifiesto que la sociedad transfirió dinero a una cuenta de Crédit Suisse en la isla de Guernsey, en el Canal de La Mancha.

En un segundo escrito de 24 de mayo pasado firmado por la jefa y el subjefe de la Unidad de Apoyo de la Agencia Tributaria a la Fiscalía Anticorrupción se pone de manifiesto que ni Ildefonso de Miguel ni su mujer, Concepción Ruano, han presentado declaraciones tributarias especiales ni de bienes situados en el extranjero. Tampoco por el impuesto sobre el Patrimonio y el de la Renta de las Personas Físicas.

La existencia de este dinero oculto a Hacienda no es el único problema que ha tenido De Miguel en los últimos años, ya que fue arrestado por su presunta participación en la trama “Lezo”. De forma reciente, el magistrado ha propuesto que sea procesado junto al expresidente madrileño Ignacio González y otros imputados por las presuntas irregularidades cometidas en la adjudicación de varios contratos por parte del Canal de Isabel II vinculados con el campo de golf este organismo público en Madrid.

Una comisión “ilícita” en el tren de Navalcarnero

El juez Manuel García Castellón propuso procesar al exgerente del Canal de Isabel II Ildefonso de Miguel por beneficiarse presuntamente junto al expresidente de la Comunidad de Madrid Ignacio González de una comisión de 2,5 millones de dólares (1,8 millones de euros) abonada supuestamente a cambio de la adjudicación a la constructora OHL de la construcción del tren de cercanías entre Móstoles y Navalcarnero. El auto destaca que los exdirectivos de la constructora Javier López Madrid y Martín de Nicolás destinaron el dinero al abono de una comisión “ilícita”.
García Castellón decidió archivar la causa contra el máximo accionista de OHL, Juan Miguel Villar Mir, pero también contra el empresario Tomás García Madrid y el excargo de la Comunidad de Madrid Jesús Trabada Guijarro, al no apreciar indicios suficientes de delito en su actuación..