Internacional

Podemos se desmarca del PSOE y de la UE por el envío de armas

Toman posición como partido pero asumen su limitada capacidad de acción respecto al PSOE en el conflicto bélico

Unidas Podemos condena con contundencia la invasión de Rusia en Ucrania y pide que retiren de inmediato sus tropas, pero a su vez, en este difícil equilibrio entre la defensa de sus convicciones y los compromisos que les atan a la UE y a la OTAN como miembros de Gobierno, comienza a desmarcarse de la Unión Europea y de su compañero en Moncloa, el PSOE. Y es que el partido morado se situó este lunes en contra del uso del Fondo Europa para la Paz para comprar armas letales y enviarlas a Ucrania como ya aprobó la Unión Europea este domingo, lo que abre una nueva brecha en el Ejecutivo de coalición sobre cómo debe afrontar el ataque ruso a Ucrania.

Según el coportavoz de Podemos, Javier Sánchez Serna, ello «no va en la línea de la distensión y de encauzar este conflicto por medios diplomáticos». El dirigente morado volvió a condenar ayer el «ataque» de Rusia por «haber violado el derecho internacional y la Carta de las Naciones Unidas». Para el partido, «no se puede hacer la guerra en el nombre de la paz» y enviar armamento defensivo «aumenta la escalada», aunque en privado, la formación, sí ve bien enviar cascos o chalecos antibalas a la frontera. Para los morados no es el momento de «mayores escaladas militares» sino de la «política en mayúsculas».

Unidas Podemos había tratado en estos días de rebajar el tono y plegarse a la postura que defiende la parte mayoritaria del Gobierno contra Vladimir Putin al ser conscientes de que es el PSOE quien lidera la política exterior. De hecho, desde el inicio de la invasión rusa a Ucrania, las negociaciones han estado coordinadas por los ministerios de Exteriores y Defensa bajo el mandato de la presidencia del Gobierno. Ante este «aislamiento» de los ministerios morados en asuntos de Estado –manejados por el PSOE–, la cuota morada en Moncloa está siendo informada en tiempo y forma a través de su vicepresidenta Yolanda Díaz, que mantiene interlocución fluida con Pedro Sánchez, según destacan en el espacio confederal.

La máxima en el Gobierno hasta ahora ha sido la de ir de la mano en las decisiones que se vayan adoptando junto a los aliados europeos. De hecho, en Unidas Podemos se subraya positivamente la posición que «por ahora» –dicen– mantiene el Gobierno, en afán de lograr la desescalada. Según fuentes moradas, ven como los socialistas se vuelcan en garantizar la ayuda humanitaria y buscar la paz duradera «a través de la diplomacia y el diálogo».

Sin embargo, según van transcurriendo los acontecimientos ante los movimientos de la Unión Europea por medio de sanciones y ante un previsible aumento de la agresividad del conflicto bélico, los morados comienzan a tomar posición propia como partido, a modo de escenificar la diferenciación entre PSOE y Unidas Podemos en el Ejecutivo. El conflicto bélico y una posible escalada militar no agrada a los morados y es por ello que aprovechan los altavoces públicos para diferenciarse del PSOE, pero no en el Gobierno, donde las ministras moradas se limitan a pedir un alto al fuego y a utilizar las vías diplomáticas para resolver el conflicto. Fuentes moradas, de hecho, empiezan a contemplar la posición de aceptar la posibilidad de envío de tropas al flanco del ESTE de la OTAN, por cómo se está desarrollando el conflicto. La consigna en el Ejecutivo pasa por no mostrar división en este asunto –algo que ya ocurrió en enero al anunciar Defensa que ponía a disposición de la OTAN los cazas del Ejército del Aire–. De hecho, desde el partido morado se remarca que existe «sintonía» con el PSOE, dentro de la coalición, sobre la posición a acometer en la crisis, y remarcan la intención de apostar por la ayuda humanitaria, la diplomacia y la disposición para acoger refugiados.

A la vez, a la crítica del envío de armamento, piden que las sanciones se centren en los «oligarcas» del régimen de Vladimir Putin y no en los sectores bancarios. «Hay sanciones que, en el pasado no han servido y contra los oligarcas y el poder económico ruso podrían ser más efectivas», respaldó el portavoz morado. Al igual que el ex líder de Podemos, Pablo Iglesias, los morados también salieron a criticar la decisión de la Unión Europea de censurar la difusión de «Russia Today» y «Sputnik», dos medios controlados por el Estado ruso y acusados de difundir propaganda. «Puede que sea medios de propaganda pero entendemos que se inicia una espiral peligrosa», aseguró.

En cuanto al papel de la OTAN, después de que el alto representante para la política exterior en la UE, Josep Borrell, haya criticado a los partidos que quieren eliminar la Alianza Atlántica, los morados creen que ha podido «entorpecer» las labores de paz en Europa. “Habrá tiempo de reflexionar sobre cuál ha sido el papel de la OTAN; si ha entorpecido las labores de paz y si ha supuesto un freno a la autonomía estratégica de Europa», dijo el coportavoz.