Política

39 guardias civiles han resultado heridos en la valla de Melilla este año

Un guardia civil ha sufrido hoy un corte en un pómulo durante el intento de entrada masiva que se ha producido en la valla de Melilla, lo que eleva a 39 los agentes heridos en lo que va de año mientras desarrollaban su labor de impermeabilización del perímetro fronterizo.

Según han informado fuentes de la Delegación del Gobierno en Melilla, el agente herido este viernes está destinado en la Comandancia de la Guardia Civil de la ciudad autónoma y recibió el golpe en la cara con uno de los garfios utilizados por los inmigrantes para sortear la malla antitrepa.

El guardia civil ha sido trasladado al servicio de Urgencias del Hospital Comarcal, donde le han curado y cerrado la herida y le han aplicado una vacuna contra el tétanos.

Tanto el director general de la Guardia Civil, Arsenio Fernández de Mesa, como el delegado del Gobierno en Melilla, Abdelmalik El Barkani, se han interesado por el estado del agente herido e incluso han podido hablar con él.

El presidente del Gobierno de Melilla, Juan José Imbroda, ha reiterado hoy su apoyo a la Guardia Civil ante la “difícil” y “penosa” tarea que tiene encomendada de defender la valla fronteriza de la ciudad de intentos de entradas masivos por parte de inmigrantes subsaharianos y ha transmitido su solidaridad al agente herido.

El guardia civil ha resultado lesionado al intentar repeler el intento de entrada masiva de inmigrantes, el tercero que vive la ciudad autónoma esta semana, en el que han participado alrededor de 200 subsaharianos sobre las 07.00 horas por la zona próxima al cementerio musulmán.

Aunque la rápida reacción de los agentes de Marruecos logró frustrar el acceso a la valla de la mayoría de los que intentaban alcanzarla, unos 30 consiguieron encaramarse al vallado y sólo un inmigrante de origen camerunés ha conseguido acceder a territorio español.