Política

Abascal confirmó la abstención diez minutos antes del Pleno

Las cúpulas nacionales mantuvieron incluso encuentros cruzados para intentar cerrar la votación.

Las cúpulas nacionales mantuvieron incluso encuentros cruzados para intentar cerrar la votación.

Publicidad

Diez minutos antes de que el pasado jueves empezara el Pleno de la Asamblea de Murcia en el que se decidía la investidura en segunda votación de Fernando López Miras (PP), el líder de Vox, Santiago Abascal, confirmó a la delegación negociadora del PP que estaba dispuesto a abstenerse. Sobre la mesa estaba el documento de diez puntos negociado con los populares y avalado por Ciudadanos (Cs). El Pleno comenzaba a las 19:30, y la confirmación llegó a las 19:20 horas, después de que por la mañana las tres partes hubieran estado sentadas en la misma mesa durante cinco horas. Hubo incluso encuentros cruzados a nivel nacional: Iván Espinosa de los Monteros con José Manuel Villegas (Cs). Y Vox filtró que también hubo reunión de Abascal con Pablo Casado.

Los diez puntos habían sido aceptados, de hecho eran generalidades que no chocaban con el programa del PP ni tampoco con el de Cs. Aunque la formación naranja sí que siguiera haciendo trampas con su obligada relación con Vox, de cuyos votos depende el Gobierno en coalición con el PP. Las cinco horas de negociación fueron desvirtuadas por el diputado de Cs Juan Carlos Girauta, quien dijo que se habían reunido sólo para tomarse un café. Y ayer mismo, en una entrevista de Carlos Alsina en el programa de Onda Cero «Más de Uno», la secretaria de Comunicación de Ciudadanos en Murcia, Isabel Franco, intentó disfraz esas cinco horas compartidas con Vox: ellos habían estado supuestamente de oyentes; los que negociaron fueron PP y Vox; y su papel fue limitarse a explicar lo ya acordado con los populares.

Pero también confirmó que había un compromiso del líder nacional de Vox, Santiago Abascal, de abstenerse, que fue desobedecido por los diputados regionales. Detrás de esa decisión de rectificar la abstención están Iván Espinosa de los Monteros y el cabeza de lista de Vox en la región de Murcia, Luis Gestoso, que ha pasado, por cierto, por las «tres derechas».

Vox reaccionó ayer de manera furibunda contra las informaciones que apuntaban a que Abascal no controla a su reducida dirección y que el cerebro del partido son la pareja Espinosa de los Monteros y Rocío Monasterio. Desmentido de cada uno de los hechos y campaña contra los informadores. También se desvincularon del documento de los 10 puntos «porque no lleva la firma de nadie». Pero la campaña tenía poco que hacer contra las declaraciones del candidato del PP a la Presidencia del Gobierno murciano, López Miras, quien en una entrevista en Espejo Público, Antena 3, acabó confensando que él había escuchado por «el manos libres» que Abascal estaba dispuesto a abstenerse. Aludía a la conversación de las 19:20 con el «número dos» del PP. «Cinco minutos después empezó el Pleno y fue que «no», cuando las tres partes habíamos dado el ok a todo. Lo dijo Cs, lo dijo Vox y lo dije yo en las intervenciones en el debate de investidura», señaló también en una entrevista radiofónica en «Es La Mañana de Federico». «Yo sigo teniendo ilusión y la mano tendida para sentarme con Vox», explicó. La negociación debería retomarse sobre la base del documento de diez puntos que, en principio, era la justificación de la abstención de Vox. Hubiera bastado con que lo hiciera sólo uno de sus cuatro parlamentarios para que Murcia tuviera hoy gobierno.

Publicidad