MENÚ
domingo 17 noviembre 2019
19:18
Actualizado

Ana Pastor: «Quien niegue la violencia machista no tiene corazón»

  • «Mi feminismo está en mi compromiso con la igualdad real entre hombres y mujeres. Creo en el proyecto centrado del PP»
    «Mi feminismo está en mi compromiso con la igualdad real entre hombres y mujeres. Creo en el proyecto centrado del PP»

Tiempo de lectura 5 min.

14 de octubre de 2019. 07:14h

Comentada
Carmen Morodo 14/10/2019

–¿Qué le ha hecho dar el paso al frente en estas elecciones para apoyar a Casado como «dos» de su lista?

–Siempre he estado a disposición de mi partido y he estado donde se me ha pedido. He aceptado esta propuesta porque creo en el proyecto que ofrece mi partido a los españoles para conseguir un Gobierno estable y centrado en los problemas de la gente. Estuve con el presidente Aznar y colaboré durante 23 años con el presidente Rajoy, de quien he aprendido muchísimo. Y ahora estoy para ayudar al presidente Casado en todo lo que sea bueno para mi partido.

–Dicen en el PP que la han «fichado» para cubrir la falta de experiencia del nuevo PP.

–La experiencia es buena. Pero también es muy importante incorporar personas jóvenes y preparadas, y que todo el equipo sea capaz de sumar y ampliar las bases.

–¿Usted se siente más cómoda con este PP de Casado, más moderado, que con el de abril?

–Yo estoy cómoda en el PP en el que milito desde hace muchos años, que tiene una ideología clara, que está recogida en nuestros estatutos. Nosotros estamos en la centralidad y comprometidos con los problemas de la gente, con la libertad del ciudadano, con la libertad de los españoles y con la igualdad de oportunidades. Hemos podido cometer errores, como nos pasa a todos en nuestra vida personal o profesional. Pero ahora somos la mejor garantía de estabilidad, de prosperidad y empleo.

–¿Dónde coloca el nivel del éxito para el PP en estas elecciones?

–Espero que millones de españoles apoyen el proyecto del PP y consigamos más escaños que el PSOE para poder liderar un proyecto de estabilidad como el que hemos sido capaces de ofrecer en otros momentos críticos. Yo viví desde dentro del gobierno cómo fuimos capaces de sacar en 2011 a España adelante desde la herencia de ruina más absoluta que nos dejó el PSOE. Los españoles hicimos un gran esfuerzo y de un déficit de más del 9 por ciento pasamos al 3 y pico y a crear varios millones de puestos de trabajo. Acabamos con el problema de credibilidad que tenía España fuera de nuestras fronteras. Ahora, con apenas un año de Gobierno socialista, ya tenemos que hacer frente a indicadores que advierten de una desaceleración que nos puede acabar llevando a situaciones tan críticas como las que ya hemos vivido.

–¿Estas elecciones deben abrir el paso a un gran acuerdo entre PSOE y PP, gane quien gane?

–Desde abril han cambiado muchas cosas. Nosotros aspiramos a ganar las elecciones. Ya se ha visto la incapacidad de Sánchez para llegar a acuerdos. También se ha comprobado que, si el voto del centro derecha se dispersa, volverá a haber la posibilidad de un Gobierno inestable y apoyado en socios que son lo mejor de cada casa, desde Bildu a los independentistas. Quien vota al PP sabe lo que está votando: la unidad de España, la igualdad, la libertad, la mejora del Estado del Bienestar y un marco sin crispación ni desencuentro.

–¿Pero es el momento de resolver el bloqueo con un pacto entre los dos principales partidos?

–Los políticos debemos entendernos, pero con política concretas. Y siempre sobre la base del marco constitucional. Rajoy llamó a Sánchez en 2015 para ofrecerle un paquete de pactos de Estado y su respuesta fue «no». Y Casado también le llevó a Sánchez hasta 13 pactos de Estado sobre las grandes cuestiones y la respuesta fue «no es no». Ahora su único discurso es «no, si no soy yo».

Sánchez reivindica el marco constitucional.

–Los españoles cada vez van conociendo más al señor Sánchez. Ha hecho cesiones importantes y los españoles están viendo que lo único que le importa es gobernar, al precio que sea. En Cataluña no debió levantarse el control financiero, ni permitir la reapertura de 12 embajadas, y hemos visto a Sánchez y a Torra en La Moncloa, y a los españoles no se les olvida la foto de Pedralbes ni el relator. El PSOE también ha hecho guiños a los indultos.

–Ahora se ha comprometido a garantizar la ley y el orden público en Cataluña. ¿O es que no le cree?

–Todos debemos respetar las leyes y las sentencias de los tribunales. Yo apelo a los millones de catalanes que quieren estabilidad, tranquilidad, entendimiento dentro de la Constitución, y que se sienten catalanes y españoles. Todos debemos actuar con sensatez.

–Sabe que dicen que Rajoy no gestionó bien la aplicación del artículo 155 ni el referéndum ilegal.

–El presidente Rajoy afrontó un gravísimo problema, funcionó con eficacia el Estado de Derecho y todos los poderes del Estado. Ahora espero que no se instrumentalice la sentencia del Tribunal Supremo y que todos trabajemos por el progreso y el interés general de los catalanes y de los españoles. Espero que todas las instituciones funcionen con responsabilidad y legalidad.

–«Espero que no se instrumentalice la sentencia», ¿está pensando en Torra o en Sánchez?

–Me refiero a lo que estoy viendo.

–¿En campaña?

–Al ver las encuestas algunos están intentado copiar estrategias de los años 80 para trasladarlas al siglo XXI. Pero en estos momentos no cabe volver a la España de la campaña de las 8.000 pesetas que ahora algunos intentan que sea la de los 4 euros.

–¿Le molesta que se exhumen los restos de Franco en vísperas del 10-N?

–Le digo lo mismo que le dije antes sobre Cataluña. Tengo pleno respeto a las decisiones judiciales.

–¿Hay violencia machista o prefiere eso de «la violencia intrafamiliar»?

–La violencia contra las mujeres es la mayor lacra, después del terrorismo. Quien lo niegue no solo falta a la verdad, sino que no tiene corazón. Soy una defensora a ultranza de la igualdad de oportunidades del hombre y la mujer y todos tenemos que comprometernos en la lucha contra el machismo que sigue impregnando la cultura de este país. Hay que trabajar por la igualdad real de oportunidades, por acabar con la brecha ocupacional y por conseguir que las mujeres tengan independencia económica. Por supuesto que hay que combatir la violencia contra los mayores o los más débiles, pero miente quien no reconozca que llevamos más de mil mujeres asesinadas por sus parejas y que hay mucho trabajo por hacer. Nuestro mayor reto es dotar al pacto de Estado que alcanzamos en la pasada Legislatura.

–¿Usted se siente feminista?

–Sí, y mi feminismo se refleja en mi compromiso con trabajar por la igualdad real entre hombres y mujeres. El feminismo no está en gritar, dar saltitos, hacer ruido o negar a otras mujeres su compromiso con la igualdad.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs