Política

Así es Manuel Andrino, el líder de Falange: de asaltar Blanquerna a abusar de una activista de Femen

Procedente de una familia obrera de Vallecas, Andrino tenía sólo trece años en 1978 cuando se afilió a la Falange Española

Manuel Andrino, jefe de Falange Española
Manuel Andrino, jefe de Falange Española

Procedente de una familia obrera de Vallecas, Andrino tenía sólo trece años en 1978 cuando se afilió a la Falange Española.

El polémico Manuel Andrino está dando mucho que hablar estos últimos días. El tercer jefe de Falange Española está acusado de abusar de una de las activistas de Femen durante el acto que se celebró el pasado fin de semana en la Plaza de Oriente en homenaje a Francisco Franco después de que Andrino, de 53 años de edad, le manoseara un pecho con su mano derecha.

Así aprovechó el líder de Falange para tocar un pecho a una activista de Femen

Andrino, que viene de una familia obrera de Vallecas, tenía trece años en 1978 cuando se afilió a la Falange Española. Según una entrevista que concedió al portal «LaFalange.org», el líder falangista afirma que se ha entregado «en cuerpo y alma a esta militancia, y nunca se ha doblegado ni lo va a hacer ante este sistema corrupto basado en la Constitución del 78».

«Los trece años de antes eran muy distintos a los de ahora. En mi época ya habíamos vivido muchas cosas. Ahora, a esa edad, los jóvenes solo se preocupan por jugar a Pokémon y otras tonterías», asegura el jefe de Falange Española, condenado a entre tres y cuatro años de prisión por el asalto al centro cultural Blanquerna de Madrid el 11 de septiembre de 2012 bajo el grito de «No nos engañan, Cataluña es España».

«Estoy harto de decir que salvo situaciones puntuales, como durante el régimen anterior no pudimos conformar el estado nacionalsindicalista por el que cayeron nuestros mejores, nuestro mayor y mejor patrimonio es justamente la sangre derramada por todos ellos en busca de esa revolución que todavía sigue pendiente», añade Andrino.

El jefe de Falange Española estuvo en 2016 en Irak, donde estuvo combatiendo contra el Daesh junto a otros españoles a las afueras de Mosul para defender a los cristianos de ahí perseguidos por el terrorismo.

Antes de acudir a la lucha en Oriente Medio, Andrino también fue condenado a un año de cárcel por estafar a una anciana «con deterioro cognitivo en el marco de una debilidad mental» al hacerle firmar un documento que le otorgaba inmediatamente la propiedad de su casa.

Preguntado sobre la situación actual que vive España, Andrino señaló que «todo es un caos total y de ruina política y social que nos conduce de forma irremediable hacia el abismo y a la fractura casi definitiva entre las distintas regiones de España». En cuanto al problema catalán, el militante falangista opina que es algo que «ha sido permitido, alentado y financiado desde la aprobación de esa basura de Constitución del año 78 para contentar a los nacional-terroristas y a la izquierda que perdió una guerra que ahora pretende ganar».

«Hay que anular no solo la autonomía catalana sino también la de las 17 Comunidades Autónomas, convertidas en verdaderos reinos de taifas, donde cada uno de ellos compite a ver cuál alcanza el grado mayor de corrupción», puntualizó Andrino.