Rivera aceptará reunirse con el líder del PP si le presenta una nueva oferta para negociar

Fuentes del partido advierten de que no renunciarán al pacto con los socialistas

El secretario general del grupo parlamentario de Ciudadanos, Miguel Gutiérrez

El secretario general de Ciudadanos en el Congreso, Miguel Gutiérrez, anunció ayer en rueda de prensa que esta semana presentará una versión mejorada de su acuerdo con el PSOE. Si se lee este mensaje entre líneas, se entiende que la formación naranja ha querido transmitir que la relación con los socialistas no se havisto afectada en vísperas de la reunión que su líder, Pedro Sánchez, y el de Podemos, Pablo Iglesias, mantendrán este miércoles sin la presencia de Albert Rivera. Un desfalco en toda regla si se tiene en cuenta que el secretario general socialista descartó tras su investidura fallida sentarse con ningún candidato a La Moncloa si dicho encuentro suponía dejar de lado a Rivera.

En este escenario, ante la intención del presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, de verse con Sánchez y Rivera por separado, la pelota está sobre el tejado de Ciudadanos, ya que la formación naranja aún no ha perdido la esperanza de que Rajoy se una al acuerdo con el PSOE para poder formar gobierno. Pero cuando Rajoy se ponga en contacto con Rivera, éste se verá en la tesitura de decidir si acepta hacerlo soltándose de la mano de Sánchez –como éste ha hecho– para negociar con el líder del Ejecutivo en funciones. Gutiérrez se limitó ayer a lamentar los «99 días de inacción por parte de Rajoy y del PP», una «barbaridad» que «España no puede permitir». E insistió en que para Ciudadanos «lo importante» es que los equipos negociadores sean los que hablen, no así tanto los líderes, que es lo que pretende Rajoy.

Fuentes del partido de Rivera explican que de momento la formación política no quiere entrar a valorar si aceptarán o no la propuesta de Rajoy, ya que su postura dependerá de la propuesta que les hagan. «Si la idea es partir de cero, casi con seguridad la respuesta será que no».

Ciudadanos espera que Rajoy acepte el pacto sellado con el PSOE, cosa que el líder del Ejecutivo no tiene previsto hacer, y tampoco contempla dar luz verde a la reunión si Rajoy impone «los cinco puntos» que en febrero ofreció tanto al PSOE como a Ciudadanos, es decir, los cinco pactos de Estado en materia de crecimiento económico y empleo, reforma fiscal y financiación de las comunidades, pacto social, pacto por la educación y, por último, un pacto por el fortalecimiento institucional. Una rúbrica a tres para formar la gran coalición que el presidente en funciones pretende desde el resultado de los comicios. Pero las fuentes consultadas aseguran que es una propuesta que, a día de hoy, está obsoleta.

A pesar de contar con estas premisas antes de que haya sonado el teléfono de Rivera, desde Ciudadanos insisten en que no se puede valorar qué respuesta darán a un hecho que aún no se ha producido. Lo que sí analizó Gutiérrez ayer fue la cita de mañana entre el líder de su partido y el del PSOE. Cuestionó que ambos hayan estado tres meses para cuadrar sus agendas, y restó importancia a las posibles consecuencias del encuentro, como podría ser un acercamiento entre ambos partidos, asegurando que «sólo será una escenificación de sus desencuentros personales». El secretario general de C’s en la Cámara Baja, tras ser preguntado por los periodistas, abrió la puerta a reunirse con Podemos, en caso de que el partido de Iglesias les levante el veto, decisión que entendió difícil ya que el documento suscrito con el PSOE contiene condiciones que a Iglesias le «costaría» pasar por alto.