MENÚ
martes 20 agosto 2019
05:19
Actualizado

La acusación justifica la medida por la avanzada edad de una testigo del asesinato.

  • Imagen del funeral de Giménez Abad, asesinado en Zaragoza el 6 de mayo de 2001
    Imagen del funeral de Giménez Abad, asesinado en Zaragoza el 6 de mayo de 2001

Tiempo de lectura 4 min.

23 de julio de 2019. 10:52h

Comentada
Ricardo Coarasa Madrid. 23/7/2019

La Fiscalía quiere que el juez Santiago Pedraz se traslade a Zaragoza para interrogar a una testigo protegida que presenció el asesinato del entonces presidente del PP de Aragón Manuel Giménez Abad el 6 de mayo de 2001. En el escrito en el que pide al magistrado que investiga este crimen de ETA –uno de los más de 300 sin resolver de la banda terrorista– que procese como autor del mismo a Mikel Carrera, «Ata», la fiscal Ángela Gómez-Rodulfo solicita –según ha podido confirmar LA RAZÓN– la práctica de esta diligencia dada la avanzada edad de la testigo.

Se trataría de una prueba anticipada al juicio, un recurso procesal a disposición del instructor cuando éste considera que no es previsible que pueda practicarse en la vista oral. La Fiscalía de la Audiencia Nacional, que dirige Jesús Alonso, quiere garantizar así que el testimonio clave de esta mujer –uno de los tres testigos con los que cuenta para tratar de acreditar que fue «Ata» quien disparó a bocajarro al dirigente del PP cuando se dirigía junto a su hijo Borja a ver un partido del Real Zaragoza en la Romareda– pueda desplegar en todo caso plena eficacia jurídica en la vista oral.

Dieciocho años después del atentado mortal, el Ministerio Público confía en que por fin pueda sentarse en el banquillo al supuesto responsable del asesinato. Si, como informó ayer este periódico, el instructor procesa a Mikel Carrera –preso en la actualidad en Francia, donde cumple dos cadenas perpetuas por otros tantos atentados– en los próximos días, el cierre del sumario se podría acordar antes de final de año según fuentes fiscales. En caso de ser confirmado por la Sala de lo Penal, la Fiscalía presentaría su escrito de conclusiones provisionales (especificando la condena que solicita para el ex dirigente de ETA por un delito de asesinato terrorista). Pero una vez decretada la apertura de juicio oral, la Fiscalía se toparía con un escollo antes de señalar el comienzo del juicio: debería solicitar a Francia la entrega temporal de «Ata» para sentarle en el banquillo.

Las autoridades del país vecino ya hicieron caso omiso a esa petición, pero entonces –recuerdan esas mismas fuentes– la Audiencia no había dictado un auto de prisión contra Carrera, imprescindible para que Francia accediese a la entrega del etarra. «En el actual estado de la causa –apuntan– sería de ciencia ficción que denegasen la entrega temporal».

En el escrito remitido al juez Pedraz, la fiscal Gómez-Rodulfo pide al magistrado que acuerde la condición de testigo protegido de una de los testigos (los otros dos ya están considerados como tales judicialmente), una solicitud a la que previsiblemente accederá el instructor, como a la petición de librar a Francia una orden europea de investigación para que sea un juez francés quien comunique a «Ata» su procesamiento por estos hechos (lo que procesalmente se conoce como declaración indagatoria).

El retrato robot «es clavado»

La Fiscalía esgrime en su solicitud de procesamiento la identificación de Mikel Carrera como el asesino de su padre que hizo en París el pasado octubre el hijo del político asesinado, Borja Giménez Larraz. De ahí que pida la traducción al español del resultado de esa comisión rogatoria que encabezó el juez Pedraz.

También pone sobre la mesa un informe de la Guardia Civil sobre ese reconocimiento, la agenda intervenida al ex jefe «militar» de ETA Javier García Gaztelu, «Txapote», en 2001 –donde constan dos reuniones con «Ata» en enero y marzo de 2001– y la documentación incautada al ex jefe de la banda terrorista Mikel Antza que revela la importancia de Carrera en la organización. «Acredita no solo su integración en ETA, sino que la relevancia de la misma, pues dirigía “comandos”».

Del mismo modo, la fiscal del caso pide al juez que reclame a la Policía el retrato robot que elaboró del asesino que elaboró tras el atentado y que no se aportó a la causa porque entonces nadie fue detenido. «Es clavado», aseguran sobre su parecido a «Ata».

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs