CDC presiona a Duran para que vaya a la cadena independentista

La Razón
La RazónLa Razón

BARCELONA- A medida que se acerca la Diada del 11 de septiembre, con la cadena humana como protagonista, los mensajes de la Generalitat crecen en intensidad. Hace un mes y medio, el Ejecutivo catalán hablaba de que veía la iniciativa con «simpatía» pero dejaba claro que se trataba de un acto de la sociedad civil. Cuando faltan apenas unas semanas, la Generalitat va moviendo ficha para, poco a poco, ganar protagonismo en la cadena. No obstante, la participación del Gobierno catalán ha provocado un nuevo cisma entre CDC y UDC. Mientras los miembros de Convergència anuncian su participación, los de Unió han dado un paso atrás. Ayer, sin ir más lejos, la vicepresidenta del Gobierno, Joana Ortega (UDC), señalaba que el Ejecutivo catalán no debe acudir «en pleno» a la cadena y, por su parte, el secretario de Organización de CDC, Josep Rull, apuntó que «sería interesante» que el líder de Unió, Josep Antoni Duran Lleida, acuda a la iniciativa. «El señor Duran puede actuar del mismo modo que lo hizo el año pasado; la naturaleza es la misma», argumentó Rull en referencia a que el líder de Unió participó en la manifestación de 2012. A su juicio, el acto reúne diferentes sensibilidades por lo que los miembros de UDC pueden sentirse «perfectamente confortables».