Política

Chaves y Griñán se limitan a ratificar sus declaraciones ante el Supremo

Los dos expresidentes de la Junta se han negado a responder a las preguntas del fiscal

El expresidente de la Junta de Andalucía, Manuel Chaves (d), a su llegada hoy al juzgado de instrucción 6 de Sevilla para prestar declaración ante el juez Álvaro Martín por el caso de los ERE
El expresidente de la Junta de Andalucía, Manuel Chaves (d), a su llegada hoy al juzgado de instrucción 6 de Sevilla para prestar declaración ante el juez Álvaro Martín por el caso de los ERE

El abogado Griñán acusado al Gobierno español de "presionar"para que hiciera el "paseíllo"en los juzgados de Sevilla y declarara por el caso de los ERE. Chaves insiste en que durante su mandato «nunca se aprobó una decisión ilegal▄.

Los ex presidentes de la Junta de Andalucía Manuel Chaves y José Antonio Griñán han comparecido este miércoles como investigados ante el juez que investiga el caso de los expedientes de regulación de empleo (ERE) fraudulentos y ambos han ratificado la declaración que prestaron en abril de 2015 ante el Tribunal Supremo.

Chaves insistía posteriormente a través de un comunicado de prensa en que en los Consejos de Gobiernos que presidió como máximo responsable de la Junta "nunca se impulsó, se mantuvo o se aprobó una decisión ilegal".

Chaves ha comparecido entre las 9,58 y las 10,28 horas ante el juez Álvaro Martín, y tras negarse a responder a las preguntas del fiscal, ha ratificado íntegramente su declaración del 14 de abril en el Supremo, donde, según el comunicado que ha difundido una vez concluida la comparecencia, "presté declaración durante varias horas y contesté a todas y cada una de las preguntas que me formularon el magistrado instructor y el Ministerio Fiscal", tal y como consta "en la transcripción de la misma, de 49 páginas, que está incorporada a la causa".

Una vez Chaves ha ratificado la declaración prestada en el Supremo, la Fiscalía Anticorrupción ha dejado consignadas por escrito entre 15 y 20 preguntas sobre diversas ayudas a empresas de la Sierra Norte de Sevilla o vinculadas también a Juan Francisco Trujillo, exchófer del exdirector general de Trabajo Francisco Javier Guerrero.

El expresidente Griñán, al igual que Chaves se ha ratificado en la declaración que prestó en abril de 2015 ante el Tribunal Supremo cuando era parlamentario, que duró cuatro horas y en la que contestó a 119 preguntas. Por ello, el expresidente no ha contestado hoy a las preguntas que le han hecho la Fiscalía ni el PP, y antes de salir de los juzgados, preguntado si estaba satisfecho, ha contestado: "Con este abogado, cómo no voy a estar satisfecho".

El abogado José María Mohedano, por su parte, ha dicho a los periodistas que un ejemplo de la presión del Gobierno para que se celebrara esta declaración la ejerció cuando el Fiscal Jefe Anticorrupción, Antonio Salinas, estuvo recientemente en Sevilla instando a que declararan Griñán y su antecesor en el cargo, Manuel Chaves.

Mohedano también ha criticado que la Fiscalía pidiera 18 meses más para la instrucción del caso ERE, que lleva instruyéndose desde 2011, y ha pedido que se cierre ya porque "esto no es un show" para compensar otros casos de corrupción.

Griñán, que fue presidente de Andalucía entre 2009 y 2013, ha comparecido como investigado en la pieza de los ERE relativa al "procedimiento específico", que fue el creado por la Junta de Andalucía para ayudar a empresas en crisis. Ese procedimiento supuso el desembolso de 855 millones de euros entre los años 2000 y 2012, según la cifra que fijó la juez que empezó el caso, Mercedes Alaya.