Cuando el PSOE pidió a Rajoy que se apartara

Sánchez acusó al entonces presidente del Gobierno de ser un «tapón» y pidió su salida en 2016.

Pedro Sánchez y Mariano Rajoy, en una imagen de archivo / Efe
Pedro Sánchez y Mariano Rajoy, en una imagen de archivo / Efe

Sánchez acusó al entonces presidente del Gobierno de ser un «tapón» y pidió su salida en 2016.

Si para el PP Pedro Sánchez es ahora el «elemento de bloqueo de la democracia», para el PSOE lo era Mariano Rajoy hace poco más de tres años. Y es que la propuesta que los populares han puesto sobre la mesa para que el presidente en funciones dé un paso atrás para así desbloquear la investidura, es básicamente la misma que planteó Sánchez tras su proclamación fallida en marzo de 2016, tras los comicios del 20-D del año anterior.

En ese momento, el PSOE consideraba que el entonces líder del PP y presidente del Ejecutivo en funciones era un «obstáculo» y un «tapón» para la regeneración de la democracia, por lo que reclamaban que diese «un paso atrás» para facilitar el cambio. Algo que también pedía el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, quien incluía también en ese paso a un lado a Sánchez mientras reclamaba un candidato independiente.

Los socialistas consideraban entonces que si el presidente en funciones se apartaba «facilitaría mucho las cosas», asegurando incluso que muchos dirigentes del propio PP deseaban ese paso atrás de Rajoy no sólo para regenerar el partido, sino la democracia. Sin embargo, Rajoy lo tenia claro: «Yo no soy el obstáculo».

Pero Sánchez se mantuvo en esa línea de exigir la marcha de Rajoy como fuera y después de las nuevas elecciones del 26 de junio de ese año volvió a la carga, acusándole incluso de ser el único responsable de no lograr una mayoría para poder gobernar en el primer intento de investidura, una frase que también se le ha puesto ahora en contra al socialista. Seguía pidiendo su salida del PP alegando que esa era la única forma de que se desbloquease la situación y no llevar a los ciudadanos a unos nuevos comicios. Lo mismo que ocurre en la actualidad, pero con los protagonistas en diferentes posiciones.