Cuarta avería de avión de Fuerza Aérea durante un viaje oficial en 4 meses

La avería del avión Airbus A310 en el que la reina Sofía retornaba hoy a España desde Guatemala durante una escala técnica en la República Dominicana es la cuarta en cuatro meses que sufre un aparato de la Fuerza Aérea Española destinado al desplazamiento de personalidades.

La avería más reciente fue la del Falcon que el pasado 7 de marzo retrasó el regreso a Madrid del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, desde Dublín.

La aeronave, del 45 grupo del Ejército del Aire, con base en Torrejón, sufrió una incidencia técnica poco después del despegue y los pilotos decidieron regresar a la capital irlandesa.

El pasado 26 de enero, el Airbus 310 en el que el Príncipe de Asturias viajaba desde República Dominicana a Honduras tuvo que volver al aeropuerto de Santo Domingo, donde había hecho una escala técnica.

La incidencia obligó a enviar desde España al otro A-310 que posee la Fuerza Aérea para el traslado de autoridades a fin de que don Felipe pudiera retornar, dejando a su vez al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, sin transporte para poder viajar a Roma a la cumbre hispano-italiana.

Fue necesario repartir a la delegación que le acompañaba entre dos Falcon y un tercer aparato cedido por la Fuerza Aérea belga para que todos pudieran llegar a tiempo a esta cita.

Tras aquel episodio, el Ministerio de Defensa anunció la apertura de una investigación junto a EADS para aclarar por qué había sufrido dos averías eléctricas el mismo Airbus A-310 en dos meses.

La misma aeronave en la que el Príncipe viajaba desde Honduras fue la que el 25 de noviembre tuvo otro fallo en un sensor, que obligó a cancelar una visita oficial a Brasil del Heredero de la Corona.

Hasta marzo de 2013, Iberia se encargaba del mantenimiento de esos aviones, pero desde entonces es la compañía aeronáutica europea EADS la responsable de este trabajo.

El ministro de Defensa, Pedro Morenés, consideró el pasado 31 de enero "suficiente"el número de aviones oficiales para responder a las necesidades de los viajes oficiales y avanzó que su departamento estudiaba un plan a medio y largo plazo de renovación de la flota.

El 45 Grupo de la Fuerza Aérea española es una unidad especializada en desplazamientos de autoridades -sobre todo miembros del Gobierno y de la Familia Real-, que cuenta con estos dos A-310 y cinco aviones Falcon 900, más pequeños y con menos autonomía de vuelo.