Defensa premia con 12.000 euros a los mineros que rescataron al pequeño Julen

Les concede el galardón extraordinario del Ministerio por su “meritoria labor de salvamento en las circunstancias más arriesgadas”

Los miembros de la Brigada, durante el rescate
Los miembros de la Brigada, durante el rescate

Les concede el galardón extraordinario del Ministerio por su “meritoria labor de salvamento en las circunstancias más arriesgadas”.

Todos los años, el Ministerio de Defensa concede una serie de premios para reconocer la labor de aquellas personas o instituciones que contribuyen a difundir la Cultura de Defensa, como periodistas, docentes o investigadores. Junto a ellos, entrega (no necesariamente cada año) un premio extraordinario como reconocimiento especial a una trayectoria profesional o a una acción destacada concreta. Y en esta edición, ha decidido conceder este galardón a la Brigada de Salvamento Minero de Asturias por su trabajo durante el rescate del pequeño Julen, quien falleció el pasado enero tras caer a un pozo en Totalán (Málaga).

Tal y como publica hoy el Boletín Oficial del Estado (BOE), Defensa ha decidido conceder su premio extraordinario a esta unidad, personalizándolo en su responsable, Sergio Tuñón Iglesias. El motivo del reconocimiento: “Su meritoria labor de salvamento en las circunstancias más arriesgadas, a lo largo de sus más de cien años de existencia, siendo ejemplo de vocación de servicio, compañerismo, lealtad y disciplina, valores compartidos con las Fuerzas Armadas españolas, que sirven de modelo y estímulo a toda la sociedad”.

En su día, tras el trágico desenlace, la ministra de Defensa, Margarita Robles, les visitó en Asturias para agradecerles su trabajo. “Con independencia del resultado final, demostrasteis que sois la mejor representación de España”. Poco después, en junio, Robles recibió en su despacho a Tuñón, quien mostró su “satisfacción por haber podido sentirse útiles al conjunto de la sociedad”.

El Premio extraordinario de Defensa está dotado, además de con un diploma y una figura de bronce de Miguel de Cervantes, con 12.000 euros.

Pero además, en esta edición el premio extraordinario es, en cierto modo, doble, ya que el Ministerio ha decidido, “excepcionalmente”, otorgar un segundo reconocimiento al personal del Mando de Ingenieros del Ejército de Tierra por su “extraordinaria labor realizada en las inundaciones de Sevilla y Mallorca -a finales de 2018-, con la instalación de infraestructuras básicas”. Con este galardón, que en este caso no incluye una dotación económica, Defensa quiere destacar “el compromiso de las Fuerzas Armadas con el bienestar y la seguridad de la sociedad española ante cualquier emergencia, así como su alta preparación técnica”.