Defensa presenta unos presupuestos para unas Fuerzas Armadas «al límite»

Desde 2008 los fondos se han reducido un 32,4 por ciento

La Razón
La RazónLa Razón

En la descripción general de los objetivos del Ministerio de Defensa para 2014 se asegura que, con los presupuestos asignados (5.745,7 millones, un 3,2% menos que en 2013) se busca «mantener las capacidades operativas mínimas e imprescindibles de las Fuerzas Armadas». La «línea roja» está cerca y, tal y como aseguró ayer el secretario de Estado de Defensa, Pedro Argüelles, «nos estamos acercando a una situación límite». Pero, pese a ello, Defensa tiene para el próximo ejercicio unas cuentas que son un «esfuerzo sostenido para la crisis», Y eso que tiene más que claro, en boca de Argüelles, que «las Fuerzas Armadas tienen carencias claras». Ya avisó el ministro Pedro Morenés a los militares durante la inauguración del curso en la Academia General del Aire: «Hagan lo que puedan». La prioridad, ahora, es tratar de mantener la seguridad y los niveles de operatividad de las misiones internacionales

Varios datos se desprenden de unos presupuestos que desde 2008 se han reducido un 32,4%y que suponen el 0,57% del PIB, cuando la OTAN recomienda mantenerlos cerca del 2. El capítulo que más se ha visto reducido es el de inversiones reales, que pasa de los 484,6 millones de 2013 a los 443,8, un 8,4% menos. Aun así, se mantiene la misma dotación que en 2013 para los programas especiales de armamento, 6,8 millones, aunque se centrarán sólo en tres: el los helicópteros «Tigre» (0,73 millones), el avión de transporte A-400M (1,1) y el del caza «Eurofighter» (4,9 millones). Para el resto, nada, por lo que será necesario volver a solicitar otro crédito para hacer frente a los compromisos de pago, que ascienden, hasta 2030, a más de 8.100 millones.

De los 5.745,7 millones, el grueso, un 76,9%, irá destinado a gastos de personal, un personal que por cuarto año consecutivo vuelve a descender, pues se fija el máximo de efectivos de tropa y marinería en 79.000, cuando en 2010 el tope era de 86.000. De ahí que la citada partida se reduzca un 1,8%. Tras él, la subsecretaria de Defensa, Irene Domínguez-Alcahud, destacó que el número de plazas e formación se ha fijado en 1.500, que se cubrirán si es imprescindible.

En cuanto a la modernización de las Fuerzas Armadas, Defensa también reduce en cierta medida el presupuesto destinado a cada uno de los Ejércitos y la Armada. Así, Tierra dispondrá de casi 35 millones (44,8 en 2013) para potenciar y modernizar sus unidades, sobre todo su "anticuado parque rodante". Entre las prioridades están los vehículos de transporte y la adquisición de municiones y explosivos. En el caso del Ejército del Aire, podrá invertir algo más de 8,8 millones (11,2 este año) para "potenciar la fuerza"centrándose en el misil aire/aire "Meteor", la mejora del sistema del mando y contro aéreo y la munición. Por último, la Armadatendrá 31,2 millones (8,7 menos) para continuar proyectos iniciados ya con las fragatas F-100 o los Buques de Acción Marítima (BAM); la adquisición de vehículos de combate "Piraña"; la reposición de misiles y torpedos, como el armamento del submarino S-80) o la modernización de varios helicópteros.

En relación a las misiones en el exterior (su presupuesto parte del fondo de contingencia), estas ascendieron a 784 millones en el presente ejercicio 2013, 17 millones más que en 2012 debido, entre otros aspectos, al importante reto logístico y de gastos que supone el repliegue de Afganistán, una misión, en particular, que ha costado prácticamente un millón de euros al día el pasado año, casi la mitad del total. Para 2014, sin ofrecer una cifra exacta, el secretario de Estado de Defensa estimó que sería bastante similar a la de este año.

Al respecto de las operaciones en el extranjero de las Fuerzas Armadas, el Jefe de Estado Mayor de la Defensa (JEMAD), almirante general Fernando García Sánchez, aseguró que las unidades desplegadas y aquellas que entran en rotaciones están al cien por cien en lo que se refiere al adiestramiento, mientras que el resto son las que "se han resentido de esta reducción". García Sánchez cifró en un 70 el porcentaje de unidades desplegadas o listas para ello.

Además, el JEMAD, que tachó la situación de "compleja", quiso destacar que las reducciones presupuestarias afectan a las Fuerzas Armadas y sobre todo al nivel de alistamiento. "Estamos en una fase de reduccion de capacidades, intentando ajustarlas", dijo, mientras que añadió que las "Fuerzas Armadas necesitan un compromiso presupuestario a medio y largo plazo para hacer el planteamiento de la Fuerza".