Rescatados tres militares tras estrellarse su helicóptero

Imagen del helicóptero Super Puma del 802 escuadrón del Ejército del Aire, del servicio de SAR
Imagen del helicóptero Super Puma del 802 escuadrón del Ejército del Aire, del servicio de SAR

Ha vuelto a nacer. Por tercera vez. En poco más de un año y medio, el sargento del Ejército del Aire Jhonnander Ojeda, ha sobrevivido a dos accidentes de helicóptero en aguas del océano Atlántico. Y es que, este mecánico del 802 Escuadrón del Servicio de Búsqueda y Rescate (SAR) era uno de los tres tripulantes del aparato que ayer se estrelló a unas 40 millas de la costa del Sáhara occidental y que milagrosamente lograron salvar su vida. Y él, el sargento, viajaba también en la aeronave que en marzo de 2014 se hundió en aguas de Canarias acabando con la vida de sus cuatro compañeros, tal y como confirmaron fuentes militares.

Ojeda regresaba ayer, junto a un teniente y un capitán, de Senegal, donde habían estado participando en tareas de adiestramiento con las Fuerzas Armadas senegalesas en misión de seguridad cooperativa. Partieron de Dakar en un helicóptero «Super Puma» e hicieron una parada técnica en Noaudibou (Mauritania) para repostar.

Eran las 15:13 (hora peninsular) cuando volvió a emprender el vuelo con destino a la base de Gando (Las Palmas) pero una hora después se perdió el contacto con el helicóptero y su baliza comenzó a emitir señales de alerta desde un punto en el Atlántico a unas 40 millas náuticas de Dakhla y a 280 de Gando.

Colaboración marroquí

Rápidamente se puso en marcha un dispositivo de búsqueda formado por un caza F-18 y un avión de vigilancia marítima Delta-4 de la base canaria. Al mismo tiempo y tras una llamada del ministro de Defensa, Pedro Morenés, a su homólogo de Marruecos, Abdelatif Louidi, la Fuerza Aérea marroquí envió un helicóptero «Puma» al lugar. Poco tiempo después informaba de la localización del helicóptero flotando en el mar junto a una balsa en la que se veían bengalas encendidas, aunque no pudieron confirmar si a bordo estaban los tres efectivos. Poco después pasaron las aeronaves españolas por la zona del siniestro y sólo divisaron el helicóptero, por lo que se continuó con la búsqueda de los tripulantes.

Y no estaban allí porque un pesquero marroquí los había rescatado y tras avisar a las Fuerzas de Seguridad los trasladó hasta un patrullero de Marruecos. Una vez a bordo y tras un primer examen, fueron conducidos hasta el puerto de Dahkla.

En todo momento, el ministro de Defensa, Pedro Morenés, ha estado en contacto con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, para mantenerle al tanto de la situación.

Nada más conocerse la noticia de este accidente resurgió en la mente de muchos el trágico siniestro de marzo de 2014, sobre todo porque el helicóptero accidentado ayer era del mismo modelo y pertenecía al mismo Escuadrón. En aquella ocasión el aparato se hundió en el mar durante unas maniobras de rescate nocturnas en las que participaba también el Buque de Acción Marítima «Meteoro». Sólo sobrevivió el sargento Ojeda, quien una vez recuperado de sus heridas físicas y psicológicas, volvió a incorporarse a su unidad hace aproximadamente un año.