Política

Detenidos catorce anarquistas que colocaron bombas en La Almudena y El Pilar

Están acusados de integración en organización terrorista

La Policía entra en una de las viviendas
La Policía entra en una de las viviendas

La Policía asestó ayer un importante golpe al denominado anarcoterrorismo tras la operación contra los Grupos Anarquistas Coordinados (GAC), en la que fueron detenidas 14 personas en Madrid, Barcelona, Granada y Palencia.

La Policía asestó ayer un importante golpe al denominado anarcoterrorismo tras la operación contra los Grupos Anarquistas Coordinados (GAC), en la que fueron detenidas 14 personas en Madrid, Barcelona, Granada y Palencia. Se trata de la primera acción de este tipo llevada a cabo en España en lo que va de año y en ella fueron arrestadas, además, otras 17 personas por delitos de desobediencia y resistencia a la autoridad.

A varios de los detenidos los investigadores les atribuyen algunas de las acciones más graves y mediáticas de estos grupos, como fueron la colocación de artefactos explosivos en la catedral de La Almudena (Madrid), en febrero de 2013,y en la basílica de El Pilar (Zaragoza), en octubre de ese mismo año. Además, estarían implicados en actos de sabotaje contra diversas entidades bancarias y el intento de sabotaje de la coronación del Rey.

Tras los arrestos, que se realizaron sobre las 6:00 horas de ayer, se procedió a los registros de varios domicilios y locales, en los que se requisaron diversos componentes y elementos para construir artefactos incendiarios (bombonas de camping gas, pequeñas cantidades de droga, balanzas de precisión y dinero en metálico), además de ordenadores y numerosa documentación. En total, se llevaron a cabo 17 registros, seis de ellos en Centros Sociales Ocupados, donde algunos detenidos habían fijado su residencia. Fue durante estas diligencias cuando los agentes detuvieron a otras 17 personas por resistencia.

Tal y como confirmaron fuentes policiales, entre los arrestados se encuentran los principales cabecillas de los GAC, tanto de su aparato político y de captación como de financiación, propaganda y acción directa. A todos ellos, algunos incluso integrantes del grupo radical anarquista Bloque Negro («Black Block») de Madrid, se les imputa pertenencia a organización criminal con fines terroristas. Está previsto que sean puestos a disposición de la Audiencia Nacional mañana.

El incidente más grave practicado por grupos anarquistas durante los últimos años tuvo lugarel 2 de octubre de 2013, fecha en la que el grupo autodenominado Comando Insurreccionalista Mateo Morral colocó una bombona de junto al órgano de la basílica del Pilar de Zaragoza, que explosionó causando daños materiales, pero ningún herido.