Detenidos dos jóvenes de 16 años que iban a viajar a Siria

Querían volar hoy desde Barcelona para unirse al Daesh

Los dos jóvenes durante el registro de su vivienda
Los dos jóvenes durante el registro de su vivienda

La Guardia Civil ha detenido a una familia, dos gemelos de 16 años y a sus padres, esta madrugada en Badalona (Barcelona) por su presunta relación con una red de envío de yihadistas a Siria.

Los dos jóvenes, cuya partida a Siria e Irak, para unirse al Estado Islámico, el Daesh, evitó ayer la Guardia Civil, habían estado, desde septiembre de 2014 hasta marzo en una escuela coránica de Tetuán, donde se habían radicalizado. La Benemérita cree que contaban con la aprobación de sus padres, ya que otro hermano, Yassin Atanji, murió el año pasado en «zona de combate».

Según han informado a LA RAZÓN fuentes antiterroristas, el proceso de radicalización de estos jóvenes no se habría producido a través de internet, como suele ser habitual, sino por medio de la influencia familiar; la citada estancia en Marruecos y, sobre todo, la asistencia de toda la familia a una de las mezquitas salafistas que existen en Cataluña, en concreto en Badalona.

El número de templos musulmanes en los que se predica esta versión radicalizada de dicha religión es de una veintena en toda España. La mayoría está en Cataluña, pero se han detectado otros en Alicante, Valencia y en Ceuta y Melilla. Las citadas fuentes señalaron que, dentro de la libertad religiosa que existe en nuestro país, estos centros son objeto de una cierta vigilancia ya que los fieles son «bombardeados» con mensajes radicales, lo que lleva a algunos a dar el paso de unirse al Estado Islámico u otros grupos yihadistas.

De hecho, en los últimos meses, el Servicio de Información de la Guardia Civil ha observado un incremento de las acciones de captación y reclutamiento, especialmente dirigidas a menores de edad.

Además de las mezquitas y el contacto boca a boca, se utilizan nuevas formas de comunicación social, como las aplicaciones de mensajería instantánea dentro de la estrategia dirigida e impulsada desde el Daesh, según las citadas fuentes.

Las investigaciones de la Benemérita permitieron saber que los dos detenidos, menores de edad, iban a emprender hoy mismo viaje desde Barcelona con destino a Siria, según habían convenido con personas residentes en Marruecos que forman parte de las redes de captación y a cuyos integrantes habían conocido durante su estancia en Tetuán.

A pesar de las fuertes medidas de seguridad en las comunicaciones con estos individuos, se pudo confirmar que el viaje contaba con el consentimiento de los padres, que también han sido detenidos, y que se iba a aprovechar el periodo vacacional de Semana Santa para realizarlo.

Este hecho motivó que la Audiencia Nacional y la Guardia Civil decidieran intervenir sin más dilaciones, dada la especial situación de vulnerabilidad de los investigados y el riesgo inherente a perder definitivamente toda capacidad de actuación sobre los mismos si llegaban a la zona de conflicto sirio-iraquí.

Los investigadores se centran ahora en el descubrimiento de la red de reclutamiento asentada en Marruecos que daba soporte a este grupo, y en la posible existencia de otros procesos de envío de yihadistas a las zonas en conflicto, por lo que se trabaja en coordinación con las autoridades de aquel país.

El Ministerio del Interior subrayó ayer la multitud de vías que se utilizan para reforzar los procesos de radicalización y que finalmente derivan en el envío a las zonas en conflicto de estos jóvenes. A este respecto, se destaca la actividad de los reclutadores que operan en la zona del norte de Marruecos y sus vinculaciones con ciudadanos de origen marroquí establecidos en España.

El acceso de los adolescentes a las redes sociales donde se ensalza el papel jugado por aquellos que como Yassin Atanji, hermano de dos de los detenidos, fallecen en las zonas de conflicto integrados en grupos terroristas, favorece los procesos de radicalización violenta mediante la justificación de las acciones terroristas y la generación de una imagen positiva de los que denominan «mártires» que los jóvenes tienden a emular.

La investigación se centra ahora en descubrir la red de reclutamiento asentada en Marruecos y en la posible existencia de otros procesos abiertos para enviar yihadistas a la zona de conflicto, por lo que se trabaja en coordinación con las autoridades marroquíes.

En los últimos meses, el Servicio de Información de la Guardia Civil ha detectado un incremento en las acciones de captación y reclutamiento de yihadistas, sobre todo dirigidas a menores de edad.

Tiene una "especial relevancia"la actividad de los reclutadores que operan en el norte de Marruecos y sus vinculaciones con ciudadanos de origen marroquí establecidos en España.

Para ello se emplean nuevas formas de comunicación como las redes sociales y aplicaciones de mensajería instantánea como Whatsapp, una estrategia dirigida e impulsada por el Estado Islámico. Para persuadir a los adolescentes se ensalza el papel de "mártires" esperando que les emulen, como en el caso de Yassin Atanji -hermano de los dos menores detenidos-- que viajó a Siria para luchar en las filas de Harakat Sham al Islam, un grupo terrorista afín al Estado Islámico, y murió en 2014.

Registro de la vivienda

Efectivos de la Guardia Civil registran desde primeras horas de esta mañana el coche y el domicilio en el barrio de Llefià de Badalona (Barcelona), un enclave periférico con una fuerte presencia de inmigrantes. La operación policial continúa abierta. Efectivos de la Guardia Civil están registrando la vivienda de los detenidos, situada en el número 11 de la avenida América, y el coche de la familia. Ep / Efe