Política

Dos magistrados que juzgarán a Trapero y Torra aspiran al Supremo

El juez De la Mata también se postula. Investiga la fortuna de la familia Pujol y busca entrar en el Alto Tribunal. Barrientos presidirá el lunes el juicio contra el presidente de la Generalitat.

El juez De la Mata también se postula. Investiga la fortuna de la familia Pujol y busca entrar en el Alto Tribunal. Barrientos presidirá el lunes el juicio contra el presidente de la Generalitat.

Publicidad

EL Consejo General del Poder Judicial ha sacado recientemente a concurso las plazas de la Sala Penal del Tribunal Supremo para cubrir las vacantes dejadas por jubilación de Luciano Varela, Alberto Jorge Barreiros y Francisco Monterde. El primero de ellos cumplió la edad reglamentaria para dejar el servicio activo el pasado mes de mayo, pero el Consejo le autorizó para que continuase hasta el final del juicio del «procés», de cuyo tribunal formaba parte.

Las solicitudes para intentar pegar el «salto» al Tribunal Supremo no se han hecho esperar y hay una veintena de candidatos que aspiran a formar parte del más alto tribunal jurisdiccional de España. Entre quienes han presentado las correspondientes instancias figuran los presidentes de los tribunales que deben juzgar al presidente de la Generalitat, Quim Torra, al ex mayor de los Mossos Josep Lluis Trapero y el magistrado que investiga la fortuna de la familia Pujol, Jesús María Barrientos, Concepción Espejel y José de la Mata, respectivamente, según confirmaron a LA RAZÓN fuentes del órgano de gobierno de los jueces y magistrados.

Barrientos es actualmente presidente del Tribunal Superior de Justicia y Cataluña y será quien presida el juicio que comenzará el próximo lunes, día 18, contra Quim Torra por un delito de desobediencia, al negarse a retirar los lazos amarillos de los edificios públicos, tal como le ordenó la Junta electoral Central, durante la campaña electoral de las pasadas elecciones municipales. Por estos hechos, el fiscal solicita un año y ocho meses de inhabilitación especial y multa de 30.000 euros por un delito de desobediencia. Torra le había recusado, al igual que al resto del tribunal, pero su pretensión de apartarle fue rechazada de plano por el TSJ catalán.

Concepción Espejel, por su parte, preside actualmente la Sala Penal de la Audiencia Nacional y será la encargada de presidir a partir de enero el juicio que se celebrará contra el ex mayor de los Mossos Josep Lluis Trapero y otros tres ex altos cargos de la Policía autonómica. La Fiscalía acusa a Trapero de un delito de rebelión, por considerarle el principal responsable operativo de los Mossos en los días claves del «procés» y solicita una condena de once años de prisión.

Publicidad

José de la Mata es el magistrado que instruye el procedimiento donde se investiga des de hace años la procedencia de la fortuna de la familia del ex presidente catalán Jordi Pujol. De la Mata, según fuentes solventes, es uno de los candidatos que cuentan con más opciones para lograr una de las plazas vacantes en el Tribunal Supremo.

Pero no son los únicos magistrados de la Audiencia Nacional que aspiran a ello. Así, tres de los cuatro integrantes de la Sala de Apelaciones –todos excepto el presidente, José Ramón Navarro– Manuela Fernández de Prado, Ángel Hurtado y Eloy Velasco, también optan de nuevo a un aplaza en el Supremo. Sin embargo, a priori, no parece que cuenten con muchas opciones.

Publicidad

Otros aspirantes que actualmente ejercen en la Audiencia Nacional son Clara Bayarri y María Tardón, quien hará un año el próximo día 28 desde que se incorporó a su destino en el Juzgado Central de Instrucción número 3 de la Audiencia Nacional, en sustitución de Fernando Andreu, quien, precisamente accederá a la presidencia de la Sección Segunda de la Sala de lo Penal.

Las entrevistas a los candidatos de las plazas del Tribunal Supremo comenzarán a finales de este mes y continuarán durante el mes de diciembre. La pretensión del Consejo General del Poder Judicial es que las designaciones puedan realizarse en el pleno de ese mes, que, en principio, tendrá lugar la última semana de ese mes. En la hipótesis de que Espejel fuese una de las designadas dejaría de formar parte del tribunal que juzgará a Trapero y otros ex mandos de los Mossos por su actuación en el referéndum ilegal del 1-O.