Política

Echenique: «Poner fin a la prisión de los políticos catalanes servirá para resolver el conflicto»

“Es inaceptable que una ministra siga en la vida pública habiendo tenido relación con las cloacas”. “Un adelanto electoral no es nuestro escenario ideal, pero si el presidente lo baraja, saldremos a ganar”

Pablo Echenique, secretario de Organización de Podemos/Foto: Jesús G. Feria
Pablo Echenique, secretario de Organización de Podemos/Foto: Jesús G. Feria

“Es inaceptable que una ministra siga en la vida pública habiendo tenido relación con las cloacas”

Ha sido una de las personas clave para que el Gobierno y Podemos alcanzaran un acuerdo presupuestario para 2019. Unas negociaciones que, reconoce, no han sido fáciles: “Se tuvieron que mover ellos y nosotros en temas de calado como vivienda, salario mínimo y factura de la luz”. En una entrevista con LA RAZÓN, Pablo Echenique, secretario de Organización del partido morado, repasa los detalles de este pacto y de la reunión entre Pablo Iglesias y Oriol Junqueras en la cárcel de Lledoners.

-¿Con qué argumentos trató Iglesias de seducir a Junqueras para que ERC apoye las cuentas?

-Le trasladó que es un buen acuerdo para Cataluña. Los catalanes recibirán con alegría los Presupuestos. ERC tiene que ser sensible a ese planteamiento más allá de sus exigencias legítimas. Compartimos que los presos tendrían que estar en libertad, pero eso no es un obstáculo para que se suba el salario mínimo.

-¿Por qué Iglesias ha asumido la tesis del secesionismo de que el Gobierno debe “moverse” sobre los presos para negociar los presupuestos?

-Cada actor defiende sus posiciones. La nuestra es que nunca deberían haber entrado en prisión estas personas, y ésta no es una tesis del independentismo, va más allá la corriente de opinión que defiende que “moverse” en este punto podría ayudar a resolver el conflicto catalán.

-¿Está haciendo el Gobierno todo lo posible para tener el “sí” de ERC o el PDeCAT?

-Es natural que el Gobierno haya empezado la negociación por la fuerza que tiene más diputados, que somos nosotros. Estoy seguro de que harán lo posible para tener el apoyo de los grupos que faltan. Si necesitan nuestra ayuda, como hicimos en la moción de censura, estamos dispuestos a ello.

-¿Por qué hay dirigentes socialistas incómodos con la mediación de Iglesias?

-He escuchado a Susana Díaz y a Josep Borrell y es difícil de entender. No deben ponerse nerviosos. Nunca ha surgido nada malo del diálogo. Surgen problemas del no diálogo.

-¿Cuándo llegarán las cuentas al Congreso?

-Habrá que ayudar al Gobierno para que pueda acortar los plazos, porque cada día de 2019 que se prorroguen los presupuestos del PP será un día tarde para que lleguen las medidas importantes para la gente. Tenemos a la oposición en algún monte de Bruselas intentando sabotear el trámite parlamentario por todas las vías que tienen a su alcance.

-¿En algún momento hubo riesgo de que se rompieran las conversaciones?

-El lunes de la semana en la que se firmó el acuerdo, explicamos que lo que nos había enviado el Gobierno pintaba para votar que no. Si uno compara lo que nos envió el Gobierno ese lunes y lo que se acordó, hay algunos puntos que son el día y la noche, como el tema de la factura de la luz o el acuerdo en vivienda.

-¿Temen que el Gobierno presente como propios los avances sociales del acuerdo?

-A día de hoy no hay un solo español que no sepa que el salario mínimo se sube porque hemos arrancado esa medida. No creo que nadie crea que esa medida es del PSOE. Además nos ayudan los partidos de derechas todos los días diciendo que somos los vicepresidentes en la sombra, recordando al resto del país que esas medidas las hemos logrado nosotros. No lo habría firmado el PSOE si nosotros no tuviéramos 69 diputados y si no se hubiera movilizado la gente en la calle. Si no hubiera habido un 8-M no hubiéramos arrancado al Gobierno medidas en términos de igualdad de género o de lucha contra las violencias machistas. Si no hubieran estado los pensionistas en la calle todos los días no hubiéramos podido conseguir que el Gobierno acepte revalorizar las pensiones al IPC. Le pedimos a la ciudadanía que esté atenta porque hay que vigilar el cumplimiento del pacto y seguir trabajando para conseguir esas cosas que en ese acuerdo aún no están porque el PSOE no ha querido firmarlas.

-Insisten en que la gente debe movilizarse para que se cumpla lo acordado. ¿No da esto la impresión de que no se fían de Sánchez?

-No es una cuestión de confianza, sino de hechos. Entendemos que el Gobierno no va a bajarse de ninguno de esos compromisos, pero hasta que no estén aprobados los presupuestos son un compromiso político, no es un hecho ni una ley. Yo necesito los hechos para estar seguro de las cosas.

-PP y Cs dudan de que se vaya a ingresar lo que previsto en sus cálculos...

-Cuando uno hace una modificación fiscal uno estima los ingresos porque no son matemáticas, sino economía, uno puede predecir con más o menos exactitud lo que va a invertir pero no puede con la misma exactitud predecir lo que va a ingresar. Eso depende del crecimiento de la economía y de más factores. El margen de crecimiento de ingresos que se ha planteado en el acuerdo es lo suficientemente amplio como para que incluso si esas estimaciones tienen variaciones, siga habiendo suficiente aumento de ingresos como para acometer los pactos de política pública que hemos abordado.

-Respecto a los autónomos, ¿van a bajar sus cuotas?

-Lo que dice Ciudadanos es mentira, hemos acordado con el Gobierno que no se le suba la cuota a ningún autónomo en España en 2019 y que a los que ingresan menos de la base imponible mínima actual, computada anualmente en unos 12.000 euros al año, se les baja la cuota. Todavía tenemos que negociar cuánto se les baja la cuota, pero está acordado. A partir de ese detalle, Rivera construye la noticia falsa: la ley general de la Seguridad Social dice que la base mínima imponible a los autónomos es el salario más una sexta parte salvo disposición expresa en contrario. Está hablado con el Gobierno que habrá una disposición expresa para que la subida en el salario mínimo no afecte a la cuota mínima que pagan los autónomos. Por lo tanto, no se les sube la cuota.

-Fijaron como prioridad inmediata cuestiones como los alquileres y el precio de la luz, pero las soluciones acordadas no entrarán en vigor de forma inmediata. ¿Cuándo notarán los españoles la bajada de los precios en ambos terrenos?

-Vamos a trabajar para que sean lo más rápido posible. Estamos trabajando en ello para planteárselo al Gobierno, para hacer una mesa de seguimiento del acuerdo vamos a intentar priorizar esas medidas. En el documento sí hay algunos plazos comprometidos. Nosotros hemos tratado de comprometer plazos para todas las medidas pero el Gobierno sólo ha aceptado algunos. Para el Plan Nacional de Pobreza Energética hemos fijado un plazo de cuatro meses. Habrá otras medidas que serán más complejas y que implican competencias tanto estatales, en el redactado de la norma, como autonómicas o municipales, y será un desarrollo más largo. Nos consta que hay ayuntamientos que tienen todo preparado para implementar este tipo de medidas.

-¿Es posible que la luz baje en el próximo año?

-Yo creo que es posible y que lo conseguiremos. Hay que pensar que la bajada que ha efectuado el Gobierno, con la que nosotros no estamos de acuerdo en la forma que se hizo, fue suspendiendo a las eléctricas el impuesto del 7% de generación. El Gobierno, en contra de nuestra postura, decidió que esa bajada corriera a cargo de unos menores ingresos del Estado, con lo cual el Estado ingresa menos y produce una bajada de la factura de la luz muy limitada. Esa suspensión del impuesto de generación es temporal y el propio Gobierno ha dicho que serían unos seis meses. Antes de que vuelva a poner el Gobierno ese impuesto de generación tenemos que tener hecho esto porque si no va a subir la factura y eso es inaceptable.

-Se negaron a apoyar el acuerdo de investidura de Sánchez y Rivera porque Cs era un partido de derechas. ¿Se sentirán ahora cómodos votando unas cuentas para las necesitan a partidos de derechas como PNV y PDeCAT?

-Votamos en contra de esa investidura no solo por ideología: lo dijeron la inmensa mayoría de nuestras bases y porque el acuerdo al que se había llegado era un pacto que podía haber firmado el PP ya que la subida en el salario mínimo era del 1%. Respecto a la postura del PDeCAT y el PNV, creo que finalmente los aprobarán y más allá de la etiqueta ideológica de estos partidos -aunque no es lo mismo ser de derechas o de izquierdas en Valladolid que en Euskadi o Cataluña- yo creo que tienen muy difícil de explicar a los catalanes y vascos porque van a estar en contra de que se les suba el salario mínimo o se les revalorice las pensiones... Uno de los motivos que llevó al PNV a apoyar los presupuestos de Rajoy no fue una medida de derechas, sino la medida de revalorización de pensiones. El PNV será de derechas o no pero tiene cada semana una manifestación de pensionistas en Bilbao y muchos votan al PNV y lo saben ellos. Eso llevará a que las fuerzas que apoyaron la moción de censura aprueben estos presupuestos, evidentemente no sin negociar o sin hacer declaraciones públicas para intentar conseguir cosas. Lo contrario sería muy difícil de explicar a su votantes.

-¿Van a poder votar el acuerdo los inscritos de Podemos?

-Pensamos que hay unanimidad en nuestra gente y hemos pensado que no hay que hacerles votar en esta decisión como no lo hicimos para votar en contra de los presupuestos de Rajoy. En ese caso había un sentimiento unánime pensando que eran malos presupuestos y eso mismo creemos ahora, que son beneficiosos.

-¿Considera que la solución de enterrar a Franco en La Almudena, como ya asume Moncloa, es peor que su permanencia en el Valle de los Caídos?

-Sin duda. Es inaceptable que se entierre a Franco en La Almudena. Convertiría la catedral, que es un lugar de culto para los madrileños que profesan el catolicismo, en un centro de peregrinación del fascismo. Eso no sólo sería malo para Madrid y para la imagen de nuestro país, sino para la imagen de la Iglesia católica. Que semejante catedral se asocie de manera tan directa con un dictador, es inaceptable. Haremos todo lo que podamos hacer para que ya sea la Iglesia, el Gobierno o quien sea, evite que se produzca esta barbaridad. Nadie entendería que se saquen los restos de un dictador que está a las afueras de la ciudad para traerlo al centro de Madrid.

-¿Qué solución proponen?

-Buscaremos la fórmula legal, ayudaremos al Gobierno si hace falta para que encuentre la fórmula, pero el Gobierno de España no puede explicar a la gente que eso vaya a pasar. El Gobierno tiene la Abogacía del Estado y los ministerios. Si no encuentra la fórmula con todos esos funcionarios, les prestaremos los poquitos asesores que tenemos. Pero a lo mejor es que no están buscando con la suficiente intención.

-¿Cómo conviven sosteniendo a un Gobierno que tiene dos ministros a los que han exigido su cese, una de ellas, según ustedes, con vínculos con “las cloacas del Estado”?

-Es inaceptable que alguien esté en la vida pública y en un ministerio de tanta responsabilidad habiendo tenido una relación muy cordial con las cloacas del Estado como es el señor Villarejo. Por eso Pablo Iglesias le pidió al presidente del Gobierno la dimisión de Delgado. Pero no vamos a hacer peligrar las condiciones de la vida de la gente porque el presidente no quiera cesar a una ministra. Esa diferencia entre el PSOE y nosotros también ayuda a comprender en qué medida somos proyectos políticos diferentes y eso es importante entenderlo. Jamás mantendríamos en su puesto a una persona que ha tenido esa relación con las cloacas. Y nosotros, en vez de subir el salario mínimo a 900 lo hubiéramos subido a 1.000. Esto indica qué va a ocurrir cuando haya un gobierno de Podemos: habrá mas inversión en dependencia, salario mínimo y no habrá ministros con relaciones con las cloacas. Creo que el trabajo que nosotros tenemos que hacer en el Parlamento es que a la gente le vaya mejor en su vida cotidiana y lo estamos haciendo aunque nos sintamos muy incómodos con algunas decisiones del Gobierno, como con la de Franco en La Almudena, como con la ministra Delgado y con algunos puntos del acuerdo.

-La mayoría de encuestas sitúan a su partido como cuarta fuerza, ¿Han asumido ya ese papel o creen que mejorarán su valoración en las encuestas que se hagan tras su acuerdo presupuestario?

-Creo que va a ser bien recibido. Por supuesto salimos a ganar. En las elecciones de 2015, el CIS decía que teníamos un 12% y tuvimos un 20%. Creo que vamos a llegar bien a las primeras citas electorales, las andaluzas y después a las municipales y europeas, no sólo con propuestas sino con hechos. Cuando uno muestra hechos, la gente lo sabe apreciar. Eso se reflejará también en las encuestas y espero que dejemos de ser cuarta fuerza para ser primera fuerza en las elecciones.

-¿Descartan un adelanto electoral?

-Hay que preguntárselo a Pedro Sánchez, que no ha dejado la puerta abierta esa posibilidad. Cuando se plantea una moción de censura a Rajoy, nosotros teníamos un acuerdo con Cs para que, si no salía adelante, se convocaran elecciones. Nos parece que los momentos en los que el pueblo se expresa en las urnas son momentos democráticos y si el presidente baraja esa posibilidad saldremos a ganar las elecciones. No es nuestro escenario ideal en estos momentos: el ideal es que se aprueben los presupuestos y, en lo que queda de legislatura, esas medidas se puedan poner en marcha, que es lo que más rápido puede mejorar la vida de la gente. Si metemos unas elecciones de por medio queda todo paralizado. No es el escenario ideal pero si el Gobierno quiere en algún momento que haya elecciones, saldremos a ganar.

-¿Descartan entonces dejar de apoyar al Gobierno?

-El apoyo se traduce en medidas. No vamos a regalar ningún cheque en blanco a ningún gobierno. Vamos a votar las leyes en función de su contenido y el apoyo se mostrará o no en cada ley según lo que haya en su interior.

-¿Cualquier acuerdo con el PSOE tras las próximas generales pasa por entrar sí o sí en el Gobierno?

-Nadie entendería que después de las elecciones de 2020 no haya un gobierno de coalición de las fuerzas que formen esa mayoría. Creemos que es lo que va a ocurrir de manera natural. Creo que si todo sigue avanzando como hasta ahora, creando ciertas dinámicas de confianza con el PSOE es muy natural que se dé un gobierno de coalición. Es muy diferente negociar una investidura a mitad de mandato en siete días a consecuencia de la moción de censura que una investidura de una legislatura entera. Es natural y es lo que pasa en otros países de Europa.

-En las próximas elecciones generales, ¿cambiarían un peor resultado en votos que el que tienen a cambio de entrar en el Gobierno?

-Salimos a ganar para estar por delante del PSOE y del PP. Esperamos que la gente nos dé la confianza en 2020. Tendrá que encabezar el Gobierno el que tenga más votos. Trabajaremos para que sea Pablo Iglesias

-Han pedido una comisión para investigar al Rey y despenalizar los delitos de injurias a la Corona. ¿Se plantean incorporar en su programa electoral para 2020 un referéndum entre República y Monarquía?

-Es un debate que está en la calle y habrá que verlo cuando escribamos el programa electoral. Si hubiese que abrir el melón de la Constitución, creemos que la Jefatura del Estado es uno de los elementos que se tienen que hablar y nuestra propuesta es conocida. Creemos que en la Constitución hay que blindar derechos sociales, medidas que eviten la corrupción que ha vivido nuestro país en los últimos años. Pero debe ser una reforma integral.

-Sobre cuestiones internas de Podemos, ¿da la impresión de que la candidatura de Bescansa a dirigir el partido en Galicia no ha sentado muy bien a la dirección nacional?

-Las afinidades de cada uno con diferentes actores del partido son conocidas, no porque las hayamos dicho nosotros sino porque han sido públicas y notorias, pero no vamos a meternos en una campaña autonómica.

-¿Debería haberse apartado Bescansa de la política tras la filtración del documento que proponía derrocar a Iglesias?

- En aquel debate, se nos preguntó y lo dejamos en sus manos. Ella decidió no hacerlo. Era una decisión que tenía que tomar ella. Seguramente empeoraría el debate interno haber planteado una sanción. En nuestro partido muchas veces se nos ha criticado y creo que con cierta razón por tener ciertas divisiones internas y desde la dirección hemos apostado por la unidad y creo que se ha visto recientemente en la lista a las elecciones europeas o en la Comunidad de Madrid. Desde la dirección siempre hemos trabajado para eso y para no aumentar las divisiones. Cuando vimos aquello relativo a Bescansa decidimos no incrementar la tensión y escuchar a nuestra militancia y a nuestros votantes que con criterio nos dicen que no nos dediquemos a las cosas internas, que no tienen que ver con lo de comer.

-En Andalucía, Teresa Rodríguez sigue una línea distinta a la que ustedes proponen a nivel nacional. ¿Un buen resultado allí les haría replantearse alguna estrategia?

-Cuanto mejor resultado obtenga Teresa en Andalucía mejor. Los debates que tuvimos son agua pasada. Ahora toca apoyarla en la primera cita electoral que tenemos en el horizonte para que un PSOE que lleva casi cuatro décadas gobernando y haciendo clientelismo en las instituciones pueda ser relevado por una fuerza que tiene más claro cuál tiene que ser el futuro de Andalucía. Trabajaremos porque ella tenga el mejor resultado en las elecciones independientemente de las diferencias.

-¿La dirección nacional tendrá capacidad para decidir sobre los pactos en Andalucía?

-No, eso es competencia autonómica. Yo mismo he sido secretario de organización en Aragón y la decisión de pactar con Lambán fue autonómica. La parte autonómica es competencia de estas direcciones y de las bases de cada territorio. La prueba es que hay distintos planteamientos. En Castilla-La Mancha hemos entrado a gobernar y en otras comunidades no.

-¿Tienen la impresión de que Carmena, con su decisión de apostar por una agrupación de electores para las elecciones en la capital, quiere desligarse de la marca Podemos?

-Carmena evidentemente no forma parte de ningún partido político como siempre recuerda, pero nosotros estamos orgullosos de apoyarla y de haber contribuido a que sea seguramente la mejor alcaldesa que ha tenido esta ciudad y para que lo vuelva a ser. Creo que los detalles de cómo se conforme la candidatura, de la forma jurídica, es un debate un poco arcano para la ciudadanía. Eso lo veremos con cariño hablando todo, antes de dar ese paso porque creo que se lo merece esta ciudad después de años de saqueo. Cuatro años más de Manuela Carmena van a cambiar la cara de la capital de España.

-Cuando Lorena Ruiz-Huerta, la ex portavoz de Podemos en la Asamblea de Madrid, dimitió, dijo que había comportamientos machistas dentro de Podemos ¿Reconocen esas actitudes machistas?

-Con todo el respeto hacia Lorena, sin conocer a qué se refiere es imposible hacer una valoración, yo no he visto esas actitudes, debería explicar cuáles son.

-Esta semana, usted ha sido noticia, después de que el Ayuntamiento de Madrid abriera un expediente urbanístico contra los dueños del piso en el que vive. ¿Cómo valora esta polémica?

-Los propietarios subsanarán los papeles que haya que subsanar como otras miles de veces sucede cuando los propietarios no se dan cuenta de que hay que pedir permisos. Esto se solucionará en unos días. Habrá quien intente comparar esto con la “Gürtel” pero ya sabemos que son gajes del oficio cuando estás en Podemos.