El Centro de Inmigrantes de Melilla supera los 1.300 acogidos, el triple de su capacidad máxima

La entrada de una quincena de inmigrantes subsaharianos en el último asalto masivo a la valla de Melilla ha elevado la presión del Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI), que supera ligeramente los 1.300 acogidos, el triple de su capacidad máxima, que es de 480 plazas.

Según han informado a Efe fuentes de la Delegación del Gobierno, entre los inmigrantes acogidos hay un centenar de menores de edad que viven con sus padres, ya que los menores extranjeros no acompañados son tutelados por la Ciudad Autónoma en otros centros de acogida específicos.

El colectivo mayoritario del CETI procede de Mali, alrededor de 270, a los que siguen los inmigrantes de Guinea Conakry y Siria, (unos 160 cada uno) y Camerún (alrededor de 120).

El CETI mantiene instaladas en sus patios interiores 11 tiendas de campaña para que ningún inmigrante quede a la intemperie, que inicialmente habían sido cedidas por el Ejército, aunque dos semanas después fueron sustituidas por otras de la Cruz Roja.

Está previsto que próximamente salga hacia la península un grupo de inmigrantes, en el marco de los traslados periódicos que lleva a cabo la Delegación del Gobierno para aliviar la presión asistencial del centro.

El delegado del Gobierno, Abdelmalik El Barkani, ha reconocido hoy que, a pesar de esta "política de descongestión", con la que se ha remitido a "un número importante"de inmigrantes a la península, este centro mantiene "una elevada ocupación", especialmente desde principios de este año.