Los padres de Rivera sufren el hostigamiento de los secesionistas

“Ciudadanos, no es vuestra lucha”, han pintado en la puerta de su comercio en Granollers. El líder de Cs asegura que el acoso es “propio de regímenes totalitarios”

Una de las pintadas que han aparecido en el comercio de los padres de Albert Rivera en Granollers
Una de las pintadas que han aparecido en el comercio de los padres de Albert Rivera en Granollers

“Ciudadanos, no es vuestra lucha”, han pintado en la puerta de su comercio en Granollers. El líder de Cs asegura que el acoso es “propio de regímenes totalitarios”

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, ha padecido esta mañana el espíritu “democrático” de los secesionistas, que no han dudado en dejar clara su postura contraria a la política de Ciudadanos, y hacerlo en el propio comercio de su familia en la localidad barcelonesa de Granollers. “Ciudadanos, no es vuestra tierra ni vuestra lucha”, se puede leer entre otros mensajes.

El líder de la formación liberal ha advertido que “no vamos a permitir que los golpistas acosen a mi familia ni señalen sus negocios; algo más propio de regímenes totalitarios”, y ha añadido que “los responsables de lo que ocurra en Cataluña estos días tienen nombres y apellidos: Carles Puigdemont y Oriol Junqueras.

El líder de la formación naranja, que ha anunciado que se tomarán acciones legales contra este ataque al negocio familiar, ha denunciado que “los golpistas ya no solo se conforman con acosar a diputados, Guardias Civiles, concejales o funcionarios, sino también a sus hijos y familiares. No nos van a callar, los demócratas y el Estado de Derecho somos más fuertes”.

Desgraciadamente, no es la primera vez que Rivera sufre estos ataques, más fuertes que esta vez. En 2005, por ejemplo, antes de su elección como presidente de la formación, rompieron directamente los carteles de la tienda, y también dos militantes de las Juventudes de Esquerra Republicana como “regalo” en la puerta de su casa una imagen suya con un disparo en la cabeza.