España

El guardia que grabó el vídeo en el traslado de los presos del “procés” será sancionado con falta grave

Los castigos van desde suspensión de empleo y suelto, pérdida de haberes con suspensión de funciones o cambio de destino.

Los castigos van desde suspensión de empleo y suelto, pérdida de haberes con suspensión de funciones o cambio de destino.

Publicidad

El guardia civil al que se abrió un expediente por grabar un vídeo durante la conducción de los presos del “procés” desde Cataluña a Madrid, donde están siendo juzgados, será sancionado con una falta grave, pero no con la expulsión del Cuerpo, según se ha informado a LA RAZÓN en medios de la Benemérita. El expediente será firmado en los próximos días.

La sanciones que pueden imponerse por faltas graves son: suspensión de empleo de uno mes a tres meses; pérdida de cinco a veinte días de haberes con suspensión de funciones; o pérdida de destino.

La apertura de expediente por el director general de la Guardia Civil, de manera pública y con nota de prensa oficial, causó malestar en amplios sectores de la Benemérita, al considerar que se trataba de una decisión precipitada. Además, se consideraba que respondía a la “presión y chantaje de Eh Bildu (presentó una pregunta inmediata al Gobierno) y el resto de partidos independentistas catalanes”.

El agente, un miembro de los GRS, grabó un vídeo desde el coche oficial en el que se escuchaba de fondo una canción que un grupo abertzale vasco ha difundido contra la Guardia Civil. No se tienen noticias de que desde la Dirección de la Guardia Civil se hayan emprendido acciones contra este grupo.

Publicidad

Por su parte, la APROG de la Guardia Civil, que reúne a numerosos agentes y mandos de la Benemérita, hizo público un comunicado en el que manifestaban su “sorpresa por la decisión fulminante del director General de la Guardia Civil (...) así como por la decisión de darle publicidad inmediata mediante nota oficial. Lamentamos profundamente que esta decisión se haya comunicado con tanta rapidez a los medios de comunicación a través de una nota de prensa oficial. Con esta publicidad, el guardia civil ya ha sido condenado y los que insultaban cuando pasaban los guardias civiles y han pedido medidas contundentes, estarán contentos. Con independencia del hecho de la grabación y su difusión, creemos que tiene derecho a un procedimiento reservado”.