MENÚ
martes 23 octubre 2018
23:24
Actualizado
  • 1

El PP se recupera tras el 24-M mientras Podemos y Ciudadanos retroceden

Encuesta electoral NC Report

Rajoy revalidaría el Gobierno con el 29,7% de votos y Sánchez sería segundo con el 24,2%

Los de Iglesias siguen en caída libre y pierden más de 11 puntos en seis meses

  • El PP se recupera tras el 24-M mientras Podemos y Ciudadanos retroceden
Madrid.

Tiempo de lectura 5 min.

08 de junio de 2015. 03:49h

Comentada
Madrid. 8/6/2015

Dos semanas después de las elecciones municipales y autonómicas y a pesar del mapa de fragmentación política que arrojaron las urnas el 24 de mayo, la lectura de los resultados electorales apunta a una recuperación de los partidos tradicionales y a una irrupción a la baja de las formaciones emergentes que materializan el voto protesta, colocándose como tercera y cuarta fuerza. Así se deduce de la última encuesta de NC Report para LA RAZÓN, que refleja un repunte del Partido Popular y la consolidación del PSOE, a costa del descenso de Ciudadanos y Podemos.

A cinco meses de las elecciones generales, en las que los partidos tienen puestas todas sus esperanzas, la formación de Mariano Rajoy volvería a revalidar el Gobierno con el 29,7% de los votos. Si hoy se celebrasen los comicios, 7.061.000 de los españoles volverían a confiar en el PP, un 59,7% de los que ya lo hicieron en noviembre de 2011.

Con el 29,7% de los sufragios, los populares suben un punto en intención de voto respecto al mismo barómetro del mes de abril (28,6%) y se colocan en los niveles que marcaron en marzo. Con estos resultados, el partido del Gobierno obtendría entre 134 y 144 parlamentarios, por lo que se situaría lejos de los 186 que posee en la actualidad, perdiendo la mayoría absoluta. Con este repunte, el PP amplía a siete décimas –hasta 5,5 puntos– su ventaja sobre el principal partido de la oposición respecto al mes de abril (4,8%).

A pesar de estar al alza, el Partido Popular sigue acusando la abstención, que se convierte en su principal fuga de votantes. Un 19,3% de su electorado potencial no acudiría a votar si hoy se celebrasen elecciones y el 13,6% de los mismos se decantaría por Ciudadanos. Por ello, los populares tienen que enfocar su estrategia de cara a los próximos meses en recuperar el voto descontento y el de castigo, pues supone un 32,9% de su nicho electoral.

En el plano generacional, el partido de Mariano Rajoy sigue siendo el prioritario para los españoles de entre 45 y 64 años (24%) y de los mayores de 65 (28%). La asignatura pendiente de los populares está en los sectores de menor edad, ya que entre los más jóvenes –entre 18 y 29 años– es la tercera opción, por detrás de Podemos y el PSOE.

El partido de Pedro Sánchez, por su parte, también toma aire tras los comicios y mantiene una tendencia en positivo, encadenando cuatro meses de subida. Si hoy se celebrasen elecciones, el PSOE obtendría un 24,2% de los votos, lo que le consolidaría como primera fuerza de la izquierda, doblando en sufragios a la tercera fuerza. En su pugna por la hegemonía en este espectro ideológico, los socialistas ampliarían su ventaja sobre Podemos en más de un punto –hasta el 12,1%– respecto al mes de abril (10,9%).

Con el 24,2% de los votos, el PSOE subiría cuatro décimas respecto al mismo barómetro del mes de abril (23,8%), por lo que recabaría el apoyo de 5.754.000 españoles. Un 66,9% de los que confiaron en Alfredo Pérez Rubalcaba en 2011, lo harían ahora en Pedro Sánchez, y el partido se encontraría a sólo 4,6 puntos de los resultados que cosecharon entonces. Esto supone que pasarían de 110 diputados a entre 106 y 108 escaños.

A pesar de recortar distancias a la formación de Iglesias, el PSOE sigue acusando la fuga de votantes por la izquierda y un 14,2% de los mismos cambiarían su voto a Podemos, si hoy se celebrasen elecciones. La abstención –aunque en menor medida– también le resta apoyo a los socialistas, pues un 9,7% de sus potenciales votantes no acudirían a las urnas y de los que lo harían, un 4,2% del electorado optaría por Ciudadanos. Por edades, el PSOE es la primera opción para los españoles entre 30 y 44 años (14,3%) y lucha con Podemos por la hegemonía entre el sector más joven –de entre 18 y 29 años– con el 10,3% de los votos.

La formación de Iglesias, por su parte, sigue en caída libre. Encadena su sexto mes de descenso consecutivo y ha perdido más de 11 puntos desde diciembre. Con un 12,1% de los sufragios, Podemos entraría en el Congreso de los Diputados con entre 28 y 30 diputados, de la mano de los 2.875.000 españoles que les votarían si hoy se celebrasen elecciones. El hecho de no contar con recuerdo de voto con respecto a 2011 hace que el electorado de Podemos proceda de otras formaciones. Su principal origen –un 34,7% de los votantes– proviene del PSOE, un 24,4%, de IU y atraen a un 23,2 por ciento de nuevos votantes y abstencionistas. El «sorpasso» a IU explica, en parte, la brutal caída que experimenta la formación de Alberto Garzón, que perdería casi dos puntos en poco más de un mes.

En el plano generacional, Podemos es la opción preferida por el sector más joven: el 11% de los españoles de entre 18 y 29 años se decantaría por ellos en las urnas. Sin embargo, según aumenta la edad disminuye la afinidad con los postulados de Iglesias, que alcanza una posición residual en los mayores de 65 años (5,3%).

La formación revelación de los últimos meses, Ciudadanos, que creció diez puntos hasta abril, toca techo y anota su primer retroceso en 2015. Del 12% que marcó en ese mes, cae al 11,6% y amenaza a Podemos como tercera fuerza, a sólo cinco décimas de distancia.

El partido de Albert Rivera acusa el desgaste de los pactos de investidura para los que le reclaman tanto PP como PSOE y perdería cuatro décimas en intención de voto. No obstante, 2.758.000 españoles confiarían en ellos si hoy se celebrasen elecciones, lo que les permitiría entrar en el Parlamento con entre 28 y 30 diputados. De los votantes que optarían por Ciudadanos en los comicios, más de la mitad –un 53,6%– procede del PP, por lo que han sabido canalizar el voto protesta hacia la formación de Mariano Rajoy. El PSOE también les cede un 10,7% de ese electorado y un 12,9% de los que optaron por Rosa Díez en 2011 lo harían ahora por Albert Rivera. Este traspaso de votantes aboca a UPyD a la desaparición, pues con un 1,4% de los sufragios, se quedarían sin representación en el Congreso.

La formación de Mónica Oltra, que pelea por la Generalitat Valenciana, dobla el dato de la última encuesta y pasa de un 0,7% a un 1,4% en junio, lo que le permitiría obtener entre dos y tres escaños en el Parlamento.

Últimas noticias