Sánchez exige que Rajoy se presente a la investidura para votar en contra

El líder del PSOE emplea una y otra vez «es la hora de Rajoy» para eludir una respuesta sobre un posible gobierno alternativo

El Rey ha recibido este mediodía en el Palacio de la Zarzuela al secretario general del PSOE, Pedro Sánchez
El Rey ha recibido este mediodía en el Palacio de la Zarzuela al secretario general del PSOE, Pedro Sánchez

El líder del PSOE emplea una y otra vez «es la hora de Rajoy» para eludir una respuesta sobre un posible gobierno alternativo con él al frente.

Lo ha vuelto a hacer. El líder del PSOE, Pedro Sánchez, ha comparecido hoy ante los medios de comunicación para no despejar ninguno de los interrogantes que alientan el bloqueo institucional en España. El secretario general socialista no se ha salido del guión y ha advertido a Mariano Rajoy de que la "condición necesaria"para acabar con este periodo de inestabilidad es presentarse a la investidura, ya que "lo realmente trascendente"no es el resultado de la misma, sino "poner en marcha el motor de la democracia". "Esa es la verdadera responsabilidad de Rajoy", ha dicho Sánchez.

El líder del PSOE ha reiterado su "no"al candidato popular, porque "el PSOE no puede apoyar aquello que quiere cambiar"y ha acusado a Rajoy de "querer alterar el resultado de las urnas"por pretender que sea su alternativa ideológica quien le haga el trabajo. Sánchez ha descartado la abstención, subiendo el tono respecto a hace dos semanas cuando emplazó su negativa a "a día de hoy", y ha señalado que la resolución del Comité Federal le impide facilitar la investidura popular.

Lo que ha evitado descartar el líder socialista son unas terceras elecciones, limitándose a señalar que el PSOE no puede interceder por el PP y que es "el tiempo de Mariano Rajoy". No obstante, Sánchez ha mostrado su "confianza"en que "habrá Gobierno y encontraremos una solución en las próximas semanas", lo que deja abierta la hipótesis de que presente una candidatura alternativa. El secretario general socialista ha evitado rechazar este punto, destacando que ya lo ha hecho Pablo Iglesias vetando a Ciudadanos, aunque ha puesto en valor que en el Congreso hay "dos bloques": una mayoría conservadora (liderada por el PP con sus afines), a quienes les corresponde ahora tomar la iniciativa, y otra mayoría de cambio (liderada por el PSOE), que no ha especificado cuándo entraría en juego o si llegaría a hacerlo. En todo caso, Sánchez ha evitado descartar "elucubraciones", pero con su indefinición sigue alimentando todas ellas.