Actualidad

El PSOE instaló en 2005 un sistema más agresivo que las cuchillas de Melilla

Los socialistas tramitaron de urgencia la colocación de las cuchillas en la frontera. Rubalcaba, que ahora critica la medida, sólo retiró una parte de la verja

El Secretario de Estado, Antonio Camacho, aprobó dos resoluciones de urgencia en las que contemplaba un sistema de dispersión de líquidos. Rubalcaba, que ahora critica las concertinas, quitó sólo las cuchillas superiores pero dejó las de superficie para disuadir a los inmigrantes

Publicidad

El pleno del Congreso rechazaba hace una semana con el voto de PP y UPN, la petición promovida por el PSOE y gran parte de los grupos de la oposición de retirar las cuchillas en la valla de Melilla: la concertina. Los grupos de la oposición solicitaban su retirada al considerar que «vulnera los derechos humanos» o que es una «medida represiva que hiere y mata personas». Los socialistas ahora critican unas concertinas que ellos colocaron con José Antonio Alonso como responsable de Interior, una medida que retiró luego Rubalcaba, pero sólo de un tramo, ya que las que se hallan en la parte inferior de la superficie del perímetro fronterizo de Melilla o las colocadas en Ceuta no se movieron, continuan, y siguen sin ser objeto de crítica por parte de los socialistas. En concreto, el Ejecutivo de Rajoy lo que trata es de reisntalar la concertina superior que fue desmontada en la época de Rubalcaba y que se efectuará únicamente a lo largo de 3 kilómetros de la valla con el fin de reformar los elementos disuasorios en los tramos de vallados identificados como más vulnerables. En octubre de 2005, Antonio Camacho, secretario de Estado de Seguridad del Gobierno socialista firmó hasta dos «resoluciones emergencia» en las que solicitaba la «adopción de medidas para mejorar la seguridad de los perímetros fronterizos en Ceuta y Melilla».

Entonces, declaraba de emergencia la contratación de las obras y el suministro e instalación de equipamiento técnico y policial para mejorar la seguridad de valla. Para el recrecido y reforzamiento del vallado exterior del perímetro fronterizo de Ceuta se solicta la colocación de cable sensor, calibrado de cámaras e infrarrojos y una concertina de acero inoxidable y bayonetas en prolongación de los postes por un importe de 4.709.281,62 euros. También solicita para el recrecido y reforzamiento del vallado exterior del perímetro fronterizo de Melilla una concertina de acero inoxidable y bayonetas en prolongación de los postes por un importe de 4.073.434,74. Asimismo, solicitaron, entre otras cosas 800 cascos antidisturbios, 800 defensas con tahalí, 266 escudos antidisturbios, 200 chalecos portamedios y 200 chalecos antitrauma por importe de 263.903,84 euros, IVA incluído. En el listado de la protección de la valla además figuraba el suministro de 200 fusiles HK G36 KE156 por importe de 206.408 euros entre otras. El importe total de todas las actuaciones que ejecutaron ascendió a 12.099.868,36.

Camacho firmaba once días después otra resolución en la que declarada de «emergencia» la contratación de las obras para mejorar la seguridad del perímetro fronterizo de Melilla mediante la instalación de un tercer vallado hasta un perímetro máximo de 7.600 metros, lo que incluía, entre otras cosas, el montaje de un vallado tridimensional formado por mallas metálicas, sirgas de acero y elementos dinámicos, un sistema de dispersión de agua y líquidos, además de un sistema de ilumniación y dos sistemas de detección permitral con un importe total de 13.948.834 euros.

Los asaltos masivos a las fronteras de Ceuta y Melilla ponen en riesto la entrada ordenada de migrantes regulares por lo que el Gobierno ve la necesidad de que las infraestructuras fronterizas aparezcan como algo inexpugnables a los ojos de esas mafias para las que las fronteras deben contar con elementos disuarios. Uno de los puntos más polémicos y criticados por la oposición y por las ONG es si estas concertinas o cuchillas en la valla suponen un riesgo para los que tratan de pasar el perímetro fronterizo.

Publicidad

Según un informe al que ha tenido LA RAZÓN, no existe una normativa internacional, europea o nacional que prohíba el uso de las mismas, que son comunes en otros perímetros fronterizos y de protección de instalaciones sensibles en todo el mundo. Dicho informe indica que no se tiene constancia de que los fallecimientos que se han registrado a lo largo de los últimos años en los numerosos asaltos a los vallados hayan sido consecuencia de las lesiones producidas por la acción de las concertinas sino por factores distintos.

Publicidad

Una medida empleada en todo el mundo democrático

El empleo de concertinas está hoy generalizado, como elemento de seguridad, en establecimientos sensibles. Tal es el caso de dependencias militares, centrales nucleares o centros penitenciarios. En el caso de las instalaciones destinadas a la protección fronteriza, su uso constituye una de las opciones empleadas en el caso de fronteras terrestres.

- EE UU ha levantado diversos tipos de barreras a lo largo de parte de su frontera terrestre con México, como ocurre entre San Diego y Tijuana. En los 10,5 km de valla costruida por Grecia en su frontera con Turquía se emplea este tipo.

- En Bruselas se empleó este tipo de valla en un despliegue policial de una manifestación en marzo de 2011. En Lille, al norte de Francia, en el paso de Calais existe una valla de púas entre el campamento Romaní y Ferrocarril.