La Infanta Cristina y tres de sus hijos visitan a Don Juan Carlos

Su pronóstico es bueno y hoy ha comenzado a realizar ejercicios de fisioterapia respiratoria, según informa el nuevo parte médico

La infanta Cristina y tres de sus hijos han acudido   a visitar a Don Juan Carlos al hospital Quirón Salud Madrid/Efe
La infanta Cristina y tres de sus hijos han acudido a visitar a Don Juan Carlos al hospital Quirón Salud Madrid/Efe

Según el último parte médico, el Monarca tiene un buen estado de ánimo y tolera bien la dieta blanda

La evolución del Rey Juan Carlos es positiva. Ha pasado la noche en la Unidad de Cuidados Intensivos y se prevé que tras ser operado el pasado sábado a corazón abierto pase a planta en las próximas horas.

Así lo recoge el parte médico que ha ofrecido está mañana la clínica Quirón de Pozuelo de Alarcón. "Don Juan Carlos mantiene buen estado de ánimo, tolera dieta blanda e incluso ha dado algunos pasos. Se prevé que en las próximas horas pueda pasar a planta de hospitalización", han informado.

La infanta Cristina y sus hijos Juan Valentín, Irene y Miguel han visitado este lunes al Rey. Han descendido del vehículo en el que han llegado al centro hospitalario y se han dirigido directamente al interior del edificio sin hacer declaraciones a los medios de comunicación.

La infanta y sus hijos han abandonado las instalaciones media hora después de llegar y a su salida no han realizado ninguna declaración a los medios de comunicación.

El hospital ya ha informado, como avanzó este diario, que la rehabilitación es inmediata. Don Juan Carlos ha comenzado a realizar ejercicios de fisioterapia cardorrespiratoria, tras la retirada de los drenajes torácicos, según ha explicado la doctora Lucía Alonso, gerente territorial del grupo de hospitales Quirón.

En la mañana del domingo, el Monarca ya comenzó a ingerir alimentos y a respirar con ayuda de drenajes torácicos. Este tipo de ejercicios, según aseguran fuentes médicas, son de vital importancia para evitar posibles trombosis. Una vez evolucione positivamente podría empezar con la rehabilitación física, pues caminar constantemente será clave para su pronta mejoría.

Recibió ayer la visita de su esposa Doña Sofía, que confirmo que el rey "estaba muy bien"y que no había perdido su sentido del humor. "Esta de muy buen humor, como siempre", detalló.

Por la tarde también recibió la visita de su hijo el Rey Felipe y la Reina Doña Letizia, que a la salida del hospital recordaron la importancia de la operación pero que valoraron que el Rey "es muy valiente".