El tercer destructor del escudo antimisiles de la OTAN llega hoy a Rota

Un nuevo destructor norteamericano, el «USS Porter», llega hoy a la Base Naval de Rota (Cádiz)
Un nuevo destructor norteamericano, el «USS Porter», llega hoy a la Base Naval de Rota (Cádiz)

El «USS Porter» se une al «Donald Cook» y al «Ross», en España desde 2014.

Poco a poco, el escudo antimisiles de la OTAN comienza a completarse en España. Un nuevo destructor norteamericano, el «USS Porter», llega hoy a la Base Naval de Rota (Cádiz), convirtiéndose en el tercero de los cuatro que conformarán este sistema de defensa de la Alianza. En febrero del pasado año llegó el primero, el «USS Donald Cook», mientras que en junio lo hizo el «USS Ross». De esta forma, sólo queda la llegada, prevista para el próximo otoño, del último de estos destructores norteamericanos que cuentan con el sistema de defensa «Aegis», el «USS Carney». En total, cuando se complete el despliegue de los cuatro destructores serán unos 1.300 los efectivos que se desplegarán en la base gaditana, a los que acompañarán cerca de 1.800 familiares, lo que supondrá un importante beneficio económico para la zona. Pero el beneficio también lo será para la empresa española Navantia, que se aseguró el contrato para el mantenimiento de los cuatro buques durante al menos cuatro años por unos 200 millones de euros. De esta forma, Rota se convierte en la pieza fundamental de este escudo contra misiles balísticos que se ha ido desarrollando en varias fases y en diferentes países hasta completarse en 2018. En él participan también Holanda, Turquía, Polonia y Rumanía, países que también cuentan con radares y buques con defensa antimisiles.

Fue en octubre del pasado año 2012 cuando el ministro de Defensa, Pedro Morenés, firmaba con el que entonces era su homólogo estadounidense, Leon Panetta, el acuerdo por el que se autorizaba el despliegue de cuatro destructores norteamericanos en la Base Naval de Rota (una iniciativa que el ex presidente José Luis Rodríguez Zapatero anunció un año antes). Pero los destructores no estarán permanentemente en Rota, sino que a lo largo de su despliegue participan en misiones de seguridad marítima de la OTAN y en ejercicios multilaterales con países del área mediterránea. Eso sí, siempre habrá dos destacados en puerto. Un enclave, la base española, que permitirá a Estados Unidos estar cerca de uno de los escenarios a los que cada día da más importancia y que, a la vez, preocupa: África.

Ya lo dijo Costos cuando llegó a España el primer buque: «Desde aquí podemos trabajar en equipo a favor de la estabilidad en el norte de África». El acto de bienvenida de hoy en Rota estará presidido por el Almirante de la Flota (ALFLOT), Santiago Bolíbar Piñeiro, y el embajador de Estados Unidos en España, James Costos.