ERC se alinea con Amaiur y apoya a Picardo

La Razón
La RazónLa Razón

Madrid- Los enemigos de mis enemigos son mis amigos. O ésa al menos parece ser la opinión reinante entre los nacionalistas radicales de ERC a tenor del tono empleado por el portavoz en el Congreso de esta formación, Albert Bosch, en la carta que ayer envió al ministro principal de Gibraltar, el socialista Fabian Picardo. En la misiva, escrita en catalán e inglés, el político catalán –como ya hiciera un diputado de Amaiur– se queja de «los abusos y el 'bullying' que el Gobierno aplica a los ciudadanos» gibraltareños y condena «los métodos usados por el poder español». «Vuestra libertad es nuestra libertad», concluye enfáticamente la carta de apoyo y solidaridad en la que los nacionalistas catalanes afirman, además, que la solución, tanto para la colonia británica como para Cataluña, pasa por el diálogo, las urnas y el derecho a la autodeterminación reconocido por la Constitución. Por otra parte, un día después de que Londres amenazara al Gobierno español con tomar medidas legales «sin precedentes», el acceso al Peñón por carrera volvió a verse afectado por los registros de la Policía española y, a partir del mediodía, se produjeron retrasos de hasta dos horas.