ERC se pliega a Mas y renuncia a los independientes

La portavoz de ERC, Anna Simó, ha anunciado que su partido acepta la tercera propuesta del presidente de la Generalitat, “con puntos y comas” y, por tanto, renuncia a incluir a independientes en sus listas, pese a considerar este condicionante como una “imposición” que “acata”.

La portavoz de ERC, Anna Simó, ha anunciado hoy que su partido acepta la tercera propuesta del presidente de la Generalitat, Artur Mas, “con puntos y comas” y, por tanto, renuncia a incluir a independientes en sus listas, pese a considerar este condicionante como una “imposición” que “acata”.

Simó ha indicado, en la rueda de prensa posterior a la reunión de la comisión permanente de ERC, que puesto que la presencia de independientes en sus listas podía representar “un obstáculo” para Mas, ha decidido aceptar íntegramente “coma por coma y punto por punto” su tercera propuesta que le hizo hecho llegar.

Antes de señalar que coincide con la Asamblea Nacional Catalana (ANC) en que las elecciones catalanas deberían ser convocadas como máximo el próximo día 15 aunque la potestad para decidir esto la tiene el presidente de la Generalitat, Simó ha querido dejar claro que, “para ERC ya hay un acuerdo, y lo que se trata ahora es de acabarlo de cerrar en las próximas horas o días”.

“Queremos cerrar ya este debate sobre las listas, ya no hay obstáculo, y si como parece, para Artur Mas los independientes que tradicionalmente han ido en nuestras listas son un impedimento, pues no habrá este impedimento, no pondremos ni uno”, ha subrayado Anna Simó.

Dicho esto, ha añadido, “se puede opinar sobre si es legítimo o no poner estas condiciones, y la comisión permanente asume las palabras de nuestro vicesecretario general, Lluís Salvadó”, quien esta mañana ha afirmado que la renuncia a situar independientes para que estos sólo vayan en la lista de Mas es una “imposición” que ERC “acata” para que se produzca el avance electoral.

Según Simó, ahora es Mas quien tiene en sus manos la convocatoria de los comicios, si bien a ERC le gustaría pactar con CiU el “qué” se quiere hacer en la siguiente legislatura, por ser “realmente lo más importante”, es decir, “la hoja de ruta y los puntos programáticos comunes”.

La portavoz republicana ha declinado responder a la pregunta de si las personas del “entorno” de su partido tendrán vetada su presencia en las listas, y entre ellas, las que representan a otros partidos con los que ERC mantiene ya vínculos, como Nova Esquerra Catalana (NECat), la formación que lidera el ex conseller Ernest Maragall.

“No lo sé, que se lo pregunten a Artur Mas”, se ha limitado a apuntar Simó, quien tampoco ha querido aclarar si a ERC le parece suficientemente “transversal” que quienes lideran las principales entidades de la sociedad civil involucradas en el proceso -Carme Forcadell (ANC), Muriel Casals (Òmnium Cultural) y Josep Maria Vila d’Abadal (AMI)- hayan sido quienes han propuesto que los independientes solo puedan ir en la lista de Mas.

Simó sí que ha insistido, en cambio, en que “el calendario está en manos de Mas”, y que ERC le traslada “la reflexión de que si no hay elecciones antes de marzo el proceso quedará condicionado por la agenda política española, lo que sería un grave error”.

La dirección de ERC percibe que el debate sobre las listas y las condiciones puestas por Mas para convocar elecciones “ya cansa”, ha indicado Simó, y que hay muchos ciudadanos preocupados por esta razón, puesto que “resulta necesario hacer unas elecciones en clave referendataria lo más pronto posible a fin de obtener el mandato democrático” no conseguido con el proceso participativo del 9N.